¿Qué le falta a la pobreza?

A la pobreza le faltan muchas cosas, a la avaricia todas.

Publio Siro (escritor romano)


Anuncios

Para vivir tranquilo

Mi sueño es el de Picasso; tener mucho dinero para vivir tranquilo como los pobres.

Fernando Savater (ensayista español)


Conclusiones en Davos 2010

La edición número 40 del Foro Económico Mundial (WEF) ha terminado marcado por las ausencias de grandes lideres políticos, especialmente llamativa ha sido la baja participación de Estados Unidos que ya se venía anunciando. Pero también se ha echado de menos una mayor participación de países como Alemania o Rusia.

Se nota que tanto China como India y principalmente China están adquiriendo cada vez más un fuerte protagonismo en estos eventos. Algo que realmente les corresponde por su influencia en la marcha de la economía.

Lo que si da la impresión es de que hubo más discusión y debate que otros años, al menos así lo ha parecido por la repercusión de las opiniones aparecidas en los medios.

El tema central ha sido el de las reformas en el sector financiero. Hace muy pocos días que Obama amenazó a los grandes bancos de Estados Unidos con reforzar la regulación e impedir que se creen bancos enormes que puedan arrastrar toda la economía tras ellos. De momento no se ha llegado a ningún acuerdo y se sigue hipotecando a nuevas reuniones del G20, el G8 y las decisiones que tome cada país.

También se ha hablado mucho de lo poco que se ha aprendido de los errores pasados cuando en menos de un año se han vuelto a presentar resultados record y además se han concedido “bonus” del mismo estilo que los que se venían concediendo los años previos a la crisis.

Parece que al menos entre políticos y empresarios existe consenso sobre el estado actual de la economía y sus perspectivas de futuro:

  • La economía global sigue estando en un estado preocupante, con muchas economías enredadas en fuertes deudas y cada una haciendo la guerra por su cuenta.
  • El riesgo de que se produzca una crisis por la deuda de algún país sigue siendo importante (aquí no se menciona pero se está apuntando a Grecia, a España, a Irlanda, e incluso al Reino Unido).
  • Mientras que los bancos no se olviden de sus cuentas de resultados, sus bonus y se pongan a facilitar financiación a las empresas y las familias, la recuperación va a ser muy lenta.

Y, aunque repetidas mil veces en cualquier cumbre que se precie últimamente, las cosas que hay que hacer para no recaer en la crisis son:

  1. Fomentar la coordinación de la economía mundial.
  2. Impulsar la creación de empleo y la apertura de los mercados comerciales.
  3. Reformar y mejorar las instituciones internacionales.
  4. Buscar soluciones a la pobreza y el cambio climático.

Y en el apartado de decepciones podríamos decir que: se habló poco del clima (se deja para la reunión de México), del futuro ante el agotamiento del petroleo, de las desigualdades que sufren las mujeres, de los países del tercer mundo.

En este sentido sólo destacar la iniciativa de Bill Gates de donar un montón de millones para que las vacunas lleguen a los países más pobres y también múltiples compromisos para la reconstrucción de Haití.

¿Qué debemos entender por desarrollo sostenible?

En los últimos días que hemos tratado por aquí temas relacionados con la economía internacional ha aparecido en varias ocasiones un concepto tan abstracto y difuso como es el denominado desarrollo sostenible.

¿Y qué debemos entender por desarrollo sostenible?

Que las necesidades de la generación actual se cubran sin poner en peligro las de las generaciones venideras.

O dicho de otra manera: establecer unas pautas de comportamiento para garantizar el bienestar social que hagan compatible el desarrollo económico tradicional con las nuevas necesidades sociales y medioambientales.

La Unión Europea (UE) firmó un acuerdo marco llamado EDS-UE (Estrategia de Desarrollo Sostenible en la UE) en el Tratado de Maastrich en 2001. Por ese acuerdo la UE adquiría un compromiso hacia el desarrollo sostenible, este acuerdo fue revisado en 2006 (pdf). En esa revisión se establecieron 4 objetivos principales:

  1. Protección medioambiental, proteger la Tierra para sustentar la vida futura.
  2. Cohesión e igualdad social, mantener una sociedad democrática, justa, diversa.
  3. Prosperidad económica, alentar una economía innovadora, inteligente y respetuosa con el medio ambiente.
  4. Cumplimiento de las responsabilidades internacionales asumidas, favorecer la estabilidad y desarrollo de instituciones internacionales.

Para conseguir el desarrollo sostenible, se vigila la efectividad de las políticas marcadas a largo plazo a través de un grupo de indicadores que indican su evolución. Cada país de la UE recopila los indicadores que luego se mezclan para obtener los datos globales. Aquí (pdf) el INE acaba de publicar los últimos datos disponibles. Se resume en varios retos fundamentales:

  1. Cambio climático y energía limpia, limitar los costes negativos del cambio climático para la sociedad y el medioambiente. Conseguir la reducción del uso de combustibles fósiles con energías alternativas más eficientes.

    Indicadores: Emisiones totales de gases de efecto invernadero, emisión de CO2 por habitante.

  2. Transporte sostenible, infraestructuras acordes a las necesidades que permitan reducir los efectos negativos del transporte en el medioambiente.

    Indicadores: Transporte mercancias y pasajeros (medios usados).

  3. Consumo y producción sostenible, adaptar los patrones de consumo a la carga asumible por el medioambiente: uso eficiente materias primas, sistemas de gestión ambiental y residuos.

    Indicadores: productividad de los recursos, consumo de energia por habitante, residuos generados por habitante.

  4. Conservación y gestión de los recursos naturales, evitar la explotación excesiva de los recursos naturales, fomentar la creación de espacios naturales protegidos.

    Indicadores: evolución población de aves, evolución flota pesquera, evolución de la masa forestal.

  5. Salud pública, estilo de vida saludable y acceso a un sistema sanitario de calidad.

    Indicadores: esperanza de vida, tasa de mortalidad por enfermedades crónicas.

  6. Inclusión social, demografía y migración, solidaridad generacional que garantice la calidad de vida actual y futura sin exclusión social.

    Indicadores: tasa de riesgo de pobreza, tasa de empleo entre 55 y 64 años, abandono escolar.

  7. Pobreza en el mundo y otros retos globales, el desarrollo sostenible es un objetivo global por tanto hay que mirar al resto del mundo en todas las acciones encaminadas hacia él.

    Indicadores: ayuda al desarrollo, importaciones de países en desarrollo.

En los datos suministrados por el INE se comparan los indicadores entre España y la UE-15. España sale bien parada en: productividad de los recursos y sistemas de gestión ambiental, también en consumo de energía por hogar y en generación de residuos; pero sale mal en: emisiones totales de gases de efecto invernadero y en transporte de mercancías por carretera (un 96,1%).

No sólo nosotros tenemos que mejorar, pero todavía queda un largo trecho.

De la pobreza a la razón

No es la pobreza la que aflige, sino la avaricia; así como no son las riquezas las que preservan de todo temor, sino la razón.

Epicteto (filósofo griego)


Hay que esforzarse

Reconocer la pobreza no deshonra a un hombre, pero sí no hacer ningún esfuerzo para salir de ella.

Tucídides (historiador romano)


Los deseos y la riqueza

La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos.

Platón