Evolución del precio del petróleo durante 2009

Parece que esta semana toca un poco de repaso de los distintos indicadores que sirven como referencia para tomar el pulso de la economía. El Lunes estuvimos hablando de cómo se ha comportando la rentabilidad de las Letras del Tesoro durante este año 2009 y hoy vamos a intentar hablar un poco de lo que ha hecho el petróleo.

Ya sabemos que el petróleo es la base de muchas materias necesarias para la industria y principalmente para la industria del transporte. Cualquier variación del precio del barril se tiene que ver reflejada en el resto de sectores.

El año pasado la evolución del petróleo fue bastante “loca” por llamarlo de alguna manera. Empezo bastante normal y fue subiendo hasta llegar al máximo histórico por el verano donde tocó los 145 dólares por barril. Pero justo a partir de ese momento se despeñó estrepitosamente bajando hasta los 34 dólares en Diciembre de 2008.

Por tanto el año 2009 lo comenzó desde unos precios bastante bajos lo que hizo que la inflación bajase notablemente. La inflación es un parámetro que está estrechamente correlacionado con el precio del petróleo. Esta inflación baja vino muy bien porque no hacía que las políticas monetarias del BCE (con el dinero barato al 1%) provocasen que la inflación se desbocase.

El año del petróleo ha sido más relajado que el precedente. El precio ha ido subiendo paulatinamente pero sin ser la montaña rusa de la que hablábamos en 2008. Empezó Enero en los 40 dólares por barril y a partir de Junio se ha movido entre los 60 y 70 dólares por barril. En semanas pasadas se acercó a los 80 dólares por barril pero ha vuelto a bajar en los últimos días.

Fuente: ThisIsMoney.co.uk

La explicación más general a que el precio del petróleo no se haya disparado este año es que el consumo del mismo se ha reducido. De una manera u otra la crisis ha afectado tambíen al petróleo:

  • se han vendido menos coches,
  • se han reducido los viajes (tanto de negocios como de turismo),
  • se han reducido los transportes de mercancias al disminuir la actividad económica,
  • se ha reducido el consumo de materias derivadas del petróleo para la industria, también afectada por la crisis.

Por tanto, si los precios del petróleo van repuntando también significa que la demanda está aumentado porque la economía va poco a poco mejorando. Esperemos que esto sea así pero sin volver a ver los 140 dólares por barril.

Anuncios

Tipos del BCE al 2%

Finalmente esta semana que acaba de concluir ha confirmado la bajada prevista de los tipos en la zona euro. El BCE ha bajado un escalón más y ha pasado el precio del dinero del 2,50% al 2,00%.

Aunque todavía por encima del 1,50% del Banco de Inglaterra y lejos del 0%-0,25% de USA (eng), en principio es una buena bajada que será asimilada progresivamente por los diferentes parámetros económicos: Euribor (el diario a 2,615% actualmente, mensual a 2,828%) que deberá tender poco a poco a ese 2%, mayor facilidad de liquidez, etc.

No parece que será la última bajada pues en Marzo el BCE se reunirá de nuevo y si lo consideran oportuno realizarán una nueva bajada, aunque sin intención de llegar al 0% de Estados Unidos.

El precio del dinero al 2% combinado con el dato recien publicado del IPC del 2008 (pdf) al 1,4% (1,5% IPC armonizado) debe ser un buen aliciente para que se reactive la economía. Harán falta más cosas pero de momento son buenos fundamentos para continuar mejorando la situación.

Efectos de segunda vuelta

Aquí tenemos otro de esos términos que últimamente no dejan de aparecer en los periódicos pero que siempre me dejan con una cara un poco de sorpresa porque no acabo de coger el concepto y además las referencias suelen ser muy abstractas como tantas otras veces.

En primer lugar decir que la construcción no suena muy española y como muchas palabrejas de la jerga económica su origen es anglosajón a partir de la expresión second-round effects. Para aclararlo se impone una revisión del concepto a través del diccionario. Y según éste la definición de efectos (inflacionistas) de segunda vuelta es:

El efecto de contagio del alza de los precios de combustibles (léase precio del petróleo), materias primas y alimentos sobre el resto de precios del mercado y principalmente sobre los salarios.

De la definición anterior sólo añadir que si hay efecto de segunda vuelta es porque hay un efecto de primera vuelta (first-round effect). Pues bien el efecto de primera vuelta es la subida de los productos energéticos por ser base del resto.

Se trata por tanto de una especie de pescadilla que se muerde la cola. Si sube más el petróleo suben más todos los productos pues todos están afectados en su cadena de producción directa o indirectamente por los costes del petróleo. Esto produce que se dispare la inflación y de este modo se arranca una cadena en la que sólo se puede volver a la normalidad a través de las políticas monetarias de los bancos centrales (BCE, Fed, …).

El efecto más negativo se produce cuando el incremento de la inflación se traslada a los salarios. En España es muy normal que los incrementos de salario de final de año estén referenciados al IPC. Si la inflación fue alta así lo será el IPC y de este modo los salarios se incrementarán proporcionalmente al IPC. Esto es gasolina para los efectos de segunda vuelta pues al incrementar los salarios seguirán incrementándose los precios al aumentar los costes de producción y así la inflación y de nuevo los salarios y así hasta el infinito.

Para intentar contrarrestar los efectos de segunda vuelta los gobiernos intentan limitar la actualización de los salarios con la inflación de manera automática. En ciertas ocasiones la inflación puede sufrir un repunte temporal que no hay que trasladar automáticamente al resto de la economía con las consiguientes consecuencias negativas.

En fin, que hay más segundas vueltas aparte de la de la Liga o de las elecciones.

IPC general, IPC subyacente e IPC armonizado

Como ya hemos comentado en otras ocasiones el IPC (inflación) es uno de los parámetros económicos más vigilados por todos los agentes de la economía. Al tener una periodicidad de publicación mensual (por el INE) sirve como base para hacer predicciones del rumbo que seguirá la economía y cómo está evolucionando.

Pero lo más curioso del IPC es que al ser un parámetro que engloba la evolución de precio de tantos diferentes elementos a la hora de realizar su cálculo puede variar mucho dependiendo de los elementos que se mezclen en el cóctel. Aquí es donde queremos llegar hoy porque aunque se habla en términos generales de IPC, éste se divide principalmente en 3 diferentes referencias:

  • IPC General, éste es el que se conoce habitualmente como IPC a secas. Es el que se publica normalmente en los medios de comunicación y el que incluye el mayor número de elementos en su cálculo, por tanto ofreciendo una cifra que refleja prácticamente la globalidad de la evolución del entorno económico.
  • IPC Subyacente, se da este nombre al IPC calculado sin tener en cuenta la evolución de los precios de los productos energéticos y los alimentos no elaborados. Esto hace que suela salir una cifra ligeramente inferior a la del IPC general pero que se mantiene más estable en el tiempo al eliminar las fuertes variaciones que añaden el petróleo y las frutas y verduras al IPC general.
  • IPC Armonizado (IPCA), éste índice se tuvo que crear hace unos años para poder hacer comparaciones entre la inflación de diferentes países. Inicialmente cada país realiza unos cálculos para determinar el IPC y al ser diferentes no se pueden comparar directamente. Por tanto, se establecieron unos procesos para homogeneizar dichos cálculos de modo que fuese comparables dando como resultado el IPCA. Por ejemplo, éste valor es el que se utiliza cuando se habla de otros IPCs en la UE.

Como último punto a tener en cuenta es que para complicar un poco más las cosas cada uno de estos índices se calcula según diferentes períodos dando lugar a diferentes valores dependiendo de si la referencia es: mensual o interanual.

Evolución inflación hasta Agosto

Las noticias sobre la inflación son verdaderamente preocupantes, ayer saltó la noticia de que en USA habían llegado al valor más alto desde 1991. Pero es que en los últimos días se han ido desgranando los valores de la inflación de las distintas zonas de referencia y todos están en la misma dirección de máximos prácticamente históricos.

Para recopilar un poco todos estos valores he hecho el siguiente resumen, la mayoría de los datos son los últimos publicados correspondientes a Julio. Aquí están (ojo que la mayoría de los enlaces de históricos están en inglés):

Dentro de la Unión Europea hay otros países cuyos valores de inflación también merece la pena comentar: Holanda (3,0%), Italia (4,1%), Francia (3,6%), Portugal (3,1%) y Alemania (3,5%). Todos en máximos de los últimos años.

Miedo me da porque cada vez perdemos más poder adquisitivo y luego veremos si los sueldos se equiparan a estos niveles de inflación.

Algunos indicadores económicos más

Como continuación al artículo del otro día que pretendía ser un recopilatorio de indicadores económicos de andar por casa pues sigo acumulando enlaces que son interesantes por la información que suministran de manera resumida.

Esta vez son de lo más habituales, de algunos ya había enlace en el resumen anterior pero nunca viene mal tener segundas opciones:

– evolución de la cotización de divisas,

– evolución de los tipos de interés, y también aquí,

– evolución de los índices bursátiles,

– evolución del IPC,

Al final creo que voy a añadir una página específica en el blog dedicada a recopilar estos enlaces para que se puedan acceder de manera centralizada. De esta manera será también más fácil de mantener y actualizar.