Rescate financiero

Hoy quería hablar un poco de un término que después de pensarlo mucho no sé como no ha salido antes por aquí. La verdad es que aparece muy a menudo en la prensa económica y hace tiempo que lo escuchamos en radio y televisión a todas horas.

En los últimos tiempos se ha pasado de rescatar bancos y empresas aseguradoras, que fueron las que marcaron los primeros pasos de esta crisis, para ponerse a rescatar países.

El término rescate financiero no se había usado tan frecuentemente como actualmente desde hace mucho tiempo pero hubo épocas pasadas en las que su uso fue también frecuente. En inglés el término de significado más parecido sería bailout, y si leeis cualquier periódico anglosajón lo vereis hasta en la sopa.

Las connotaciones del término inglés son siempre especiales por la forma que tienen de gradar los riesgos. Para mi resulta muy difícil conseguir ver la diferencia cuando manejan por ejemplo bailout frente a otras ocasiones en las que utilizan bank rescue para cosas aparentemente iguales.

En términos económicos, el rescate financiero se aplica cuando es necesario inyectar una cantidad importante de dinero para evitar que una entidad financiera (sea un banco, una gran aseguradora, o incluso un país) llegue a la quiebra. Este rescate a pesar de ser un mal negocio para el rescatador es un mal menor para evitar que se produzca un efecto dominó que lleve a todo el sistema hacia un agujero sin fondo.

Establecer el límite entre donde es realmente necesario efectuar un rescate y donde no lo es es uno de los puntos más difíciles a determinar, pero el número de variables a estudiar para tomar la decisión es muy grande. Se acusa, a toro pasado, que la decisión de no rescatar el banco privado Lehman Brothers puede haber hecho que esta crisis haya adquirido las proporciones que estamos viviendo a estas alturas.

Por otro lado, se acusa a los grandes beneficiados de los rescates de haber actuado de manera irresponsable y de haber salido completamente indemnes a costa del dinero que los contribuyentes han tenido que poner. Siendo estos últimos los grandes perjudicados tanto por un lado (poniendo dinero) como por otro (por ejemplo: viendo como las condiciones para conseguir un préstamo son cada vez más duras).

Desde el estallido de la crisis en todas las listas de mejoras del sistema financiero siempre ha salido el mejorar y acelerar la valoración a la hora de realizar un rescate, haciéndolo lo más justo posible. Con las complejidades que entraña no lo veo fácil y hasta ahora no he visto pasos para ello: valga como ejemplo los dimes y diretes hasta que se acordó el rescate de Grecia.

Cierre de sucursales bancarias

Parece que éste es uno de los pasos que están acometiendo las entidades bancarias para enfrentarse con la crisis.

España es uno de los países donde existe mayor número de sucursales en relación con el número de clientes. Según los datos de 2007 había 100 entidades por cada 100.000 habitantes. No he encontrado datos más actuales pero no deberían haber variado mucho, por lo menos hasta el comienzo de la crisis.

De todos es sabido que es una de las batallas organizativas que vienen librando desde hace algún tiempo los bancos y cajas. Desde que se empezaron a desarrollar las tecnologías de Internet y se hizo fácil el acceso y la gestión bancaria de manera remota, el peso de las sucursales ha bajado bastante.

Existen dos corrientes:

  1. los bancos y cajas que siguen defendiendo una fuerte presencia física en número de sucursales. Su baza es el estrecho contacto con los clientes y la atención cercana y personalizada (Santander, BBVA, etc).
  2. las entidades que han desplazado gran parte de su negocio a un pequeño número de sucursales donde se centralizan ciertos trámites. La mayor parte de la operativa la hacen a través de banca telefónica e Internet (ING, Bankinter).

Cada corriente tiene ventajas y desventajas. En el momento actual, en que los bancos y cajas están apretándose el cinturón por lo que pueda venir, el modelo de sucursales en cada barrio o calle principal supone unos costes muy altos. Con la noticia que leemos hoy, parece que la decisión está tomada para realizar recortes en este área hasta que vuelvan tiempos mejores. Y no creo que sea una cosa de una sola entidad. Tendremos que hacernos a la idea de que ir al banco puede suponer darnos un paseo hasta una zona céntrica de la ciudad.

Como muestra, esta mañana de camino al trabajo he visto la estampa de unos obreros retirando todas las mamparas publicitarias de una sucursal de Bankinter.

Con esto ha quedado libre un local comercial que se encontraba en alquiler y no sé en que situación se encontrarán las personas que trabajaban en dicha sucursal. Aunque sea a pequeña escala estos detalles que todos vemos cada día no hacen más que confirmar las malas noticias para la marcha de la economía.

Contribuyente -> Estado -> Bancos -> Contribuyente

Esto es lo que se han asegurado hace unos dias en el Reino Unido con una de las  claúsulas (eng) que han impuesto en los acuerdos con los bancos para sufragar con los fondos del estado sus monumentales agujeros de capital (Asset Protection Schema).

Si un banco x recibe un dinero de los contribuyentes para salir a flote, al menos un porcentaje  deberá ser empleado para conceder créditos a los clientes del banco, que son los mismos contribuyentes que están poniendo el dinero para que el banco se mantenga funcionando. De esta manera se cierra el ciclo que aparece en el título.

Me parece una decisión completamente acertada, no quieren que pase lo que estamos viendo  aquí. El gobierno español está poniendo el dinero de los contribuyentes a disposición de los bancos con muy poco control sobre el destino del mismo. Pero además, como ya hemos comentado por aquí en otras ocasiones, los bancos no toman en serio las advertencias del gobierno. No sólo no conceden préstamos sino que además emplean el dinero para otras inversiones, indicando que los préstamos ahora son operaciones de mucho riesgo. Pues para mi está claro aquel banco que no dedique una parte del dinero obtenido para conceder préstamos no merece recibirlo. Un banco que no contribuye a mejorar el panorama económico siendo vehículo de liquidez para las empresas y las familias no es realmente tan importante para la economía del país.

Hoy me he levantado crítico, pero creo que hay mucha gente que viendo como están evolucionando las cosas está llegando a este mismo punto. Si antes hicieron un gran negocio a nuestra costa, ahora tienen que sacrificar un poco sus beneficios para ayudar a la sociedad a salir de esta situación. De otro modo desde mi punto de vista tendrán que asumir sus errores y si estos se los llevan por delante servirá como bien empleado para que el resto considere mejor sus decisiones. Puede que un poco de simplificación en el sector bancario no sea tan mala como lo pintan.

Más información: Asset Protection Schema Detailed (pdf)

Las ayudas del estado

Las ayudas del estado en la crisis

Los banqueros ingleses piden perdón

Esta tarde estaba viendo un poco la tele y precisamente estaban poniendo las imágenes de la reunión que han mantenido los antiguos directivos de varios de los bancos ingleses más importantes (RBS, HBOS) con representantes políticos.

Habeis leído bien porque eran efectivamente los antiguos directivos, puesto que como consecuencia de la situación a la que han llevado a los bancos ahora ya no están al mando de las operaciones.

Bien, pues estos señores estaban dando explicaciones y pidiendo públicamente perdón a todo el mundo por los errores que habían cometido y las graves consecuencias de los mismos. Pidiendo perdón por la cantidad ingente de dinero que todos los contribuyentes han tenido que aportar (y van a tener que aportar) para poner a flote dichos bancos como consecuencia de sus errores.

Cuando lo estaba viendo no me lo creía. De verdad me parece justo que estos directivos den la cara y asuman su parte de culpa. Me produce también admiración la forma en que se hacen estas cosas en países donde los responsables asumen su responsabilidad (valga la redundancia). Ya sé que no sirve para nada pero es un detalle que les honra.

Ahora quiero ver también que algunos de los directivos de bancos y cajas españoles, a los que el gobierno ya les está suministrando fondos a costa de los contribuyentes, den la cara.

No lo veo probable.

Al contrario se ponen chulos. Te dicen que si no fuera por ellos esto sería una catástrofe, que ellos no tienen culpa de nada. Quizás es verdad lo de que sería una catástrofe (porque culpa sí que tienen y mucha) pero eso no se puede decir, en estas situaciones hay que actuar al menos con humildad.

¿Dimitir? Eso ya sería excesivo. No va con la filosofía de los políticos y directivos españoles.

Comportamientos bancarios

Nuevos Comportamientos bancarios

Evolución de la concesión de hipotecas

Hoy han salido nuevos datos de la evolución del mercado hipotecario. Los datos que aporta el INE cubren el período del mes de Noviembre de 2008 (pdf), con lo cual vamos con bastante retraso sobre el estado actual pero esas fechas ya son muy reveladoras de la evolución posterior.

Para situarnos debemos saber que la gran explosión de la crisis financiera se produjo a finales de Septiembre y primeros de Octubre de 2008 y a partir de ese momento conseguir una hipoteca ha sido tarea mas que imposible.

De acuerdo con los datos la hipoteca media contratada en el mes de Noviembre ha bajado hasta los 150.000 euros, un 5% menos que el año anterior y aproximadamente un 15% menos que la media de Octubre (serían unos 175.000). La diferencia es muy notable y claramente tiene relación con la situación en este periodo en particular.

No sólo ha bajado el importe medio de la hipoteca también baja considerablemente el número de hipotecas constituidas desde aproximadamente 165.000 en Octubre a 130.000 en Noviembre. A estas alturas no le sorprende a nadie.

Por otro lado el valor medio del tipo de interés de las hipotecas en Noviembre quedó en aproximadamente un 5,58% que es un 12% mayor que hace un año y un 2,2% mayor que el del mes de Octubre. Esto no es nada novedoso pues ya conocemos la tendencia de subida del Euribor en dicho período.

El 97% de las hipotecas contratadas lo son a tipo variable y un 87% de ellas utiliza el Euribor como su tipo de referencia. Por tanto parece que la utilización de tipo fijo incluso en épocas tan convulsas como ésta no está entre las preferencias de los nuevos hipotecados.

También aparece como dato interesante que son las cajas las que consiguen mayor volumen de negocio hipotecario, pero esto ya viene sucediendo así en los últimos tiempos. Las cajas concedieron un 51% de las hipotecas de Noviembre frente a un 37% de los bancos (el resto fueron a parar a otras entidades financieras).

Hay que esperar para ver los datos del cierre de 2008 y los del primer mes de 2009 que nos puedan dar la confirmación de la tendencia.

Crisis inmobiliaria española en 2009 (y II)

Vamos a continuar con el post anterior sobre la evolución de la crisis inmobiliaria en Japón a finales de los años 80 y sus paralelismos con la española de 2008.

Una vez que estalla la burbuja inmobiliaria lo primero que se encuentran los japoneses es con una serie de consecuencias de muy difícil solución.

Consecuencias del estallido de la burbuja inmobiliaria.

  1. Depreciación de las viviendas. Rompiendo un mito japonés (Tochi Shinwa*) según el cual el precio de la tierra nunca bajará (perfectamente aplicable a la sociedad española).
  2. Paro (inexistente en Japón anteriormente).
  3. Crisis financiera que llevó a muchos bancos a la quiebra y a la pérdida de confianza en el sistema.
  4. Recesión económica.

El gobierno japonés empieza a suministrar medidas para salir de la crisis, aquí tenemos una lista.

Medidas tomadas para intentar salir de la crisis.

  1. Bajar el precio del dinero hasta prácticamente cero (como ha hecho ahora USA) para facilitar liquidez al entorno económico. Aunque lo cierto es que lo hizo bastante lentamente, entre 1991 y 1995. Quizás esa lentitud no fuese lo más adecuado. En el caso del área Euro tampoco se está haciendo tan rápido como ha ocurrido en Estados Unidos, veremos si esto no resulta negativo a la larga.
  2. Fuertes inyecciones de dinero público para evitar la quiebra de bancos y empresas. Esta medida era altamente impopular y dejó de utilizarse a partir de un momento dado, donde quizá hubiese sido necesario hacerlo.
  3. Aumentar las inversiones en obras públicas para evitar el colapso de todo el tejido industrial. Esta medida no resultó muy positiva porque se realizaron inversiones sin mucho sentido y no orientadas a un desarrollo a largo plazo (contruyeron muchos puentes y carreteras que no eran necesarias). Se fue mucho dinero en ellas pero con un impacto muy efímero.
  4. Recorte de los impuestos. Con ello se pretendía fomentar el desarrollo económico a través de mayores ganancias para las empresas y la disponibilidad de más dinero en las familias para aumentar el consumo.

Parece que mucha de la responsabilidad del agravamiento de la crisis y su larga duración estuvo en la lentitud en tomar las acciones necesarias. Ahora mismo estamos en la misma disyuntiva, si se dedica demasiado tiempo a pensar en las soluciones y se hace todo con demasiada calma puede que cuando se empiece a hacer algo sea demasiado tarde (eng).

En esta situación las familias japonesas que venían de una época de bonanza económica (como es nuestro caso) se asustan ante el cambio de situación y se concentran en aumentar sus ahorros para capear el temporal. Este aumento del ahorro tiene como consecuencia más grave la disminución del consumo que arrastra al cierre a multitud de empresas y a un mayor paro. Y el ciclo se realimenta.

Otro error que cometieron no sólo las familias sino también los propios bancos y el gobierno fue el pensar que los precios de la vivienda se recuperarían (de nuevo el mito). Por tanto eligieron esperar a ver que pasaba sin hacer demasiado por poner soluciones y mucho por ocultar la realidad. Pero los precios no sólo no se recuperaron sino que bajaron aún más. Mientras esto ocurría los bancos usaron todas las trampas posibles para maquillar sus resultados (ocultando las pérdidas que estaban teniendo por los préstamos respaldados por viviendas que se depreciaban rápidamente) hasta que no pudieron más y todo se derrumbó como un castillo de naipes (esto ocurrió en 1997, desde 1990 estuvieron aguantando).

Cuando estalla la crisis financiera en 1997 el gobierno incrementó las coberturas de los depósitos bancarios ante la general desconfianza, pues ante la magnitud del agujero los japoneses no pensaban que hubiese suficiente dinero para cubrir todos los depósitos.


Mirando muchos de las consecuencias y medidas adoptadas en aquella crisis creo ver algunas de las que se están dando ahora mismo aquí. También veo bastante más diferente la respuesta del gobierno (no tanto de los bancos) que está concienciado de que hay que tomar medidas rápidamente para evitar que las cosas vayan a peor.

Visto todo esto lanzo de nuevo la pregunta con la que empezó esta anotación: ¿Cómo evolucionará la crisis inmobiliaria española?


* Tochi Shinwa, mito japonés relacionando con su afinidad por la tierra. Este mito está apoyado en la noción de que la tierra es un símbolo de la riqueza del propietario, su status social y el activo definitivo (capaz de respaldar cualquier deuda). Esto conduce a la creencia de que el valor de la tierra nunca puede disminuir.

Crisis inmobiliaria española en 2009 (I)

¿Cómo evolucionará la crisis inmobiliaria española en 2009?

Es esta una pregunta que se hace ahora mismo todo el mundo. Es motivo de conversación en el ascensor, en la máquina de café, en el autobús. Y también en el consejo de ministros. Esta pregunta encierra otras más:

  • ¿Quebrará algún banco o caja arrastrado por su exposición a la crisis inmobiliaria?.
  • ¿Hasta dónde bajarán los pisos (si es que bajan)?
  • ¿Seguirá aumentando el desempleo y la morosidad?

Hay que tener muy claro que la crisis inmobiliaria española está directamente relacionada con la crisis de las hipotecas subprime que estalló en Estados Unidos. Aquella crisis sirvió de detonante para que el descomunal volumen de negocio centrado en el desarrollo inmobiliario en España haya entrado en una profunda crisis. Además la crisis de las subprime ha desencadenando una crisis financiera a nivel mundial que ha empeorado las cosas aún más.

Las razones para ello son muchas y a toro pasado parecen muy claras. A continuación pongo sólo las que para mi han tenido mayor importancia:

  • volumen de viviendas construidas por encima de la demanda real existente. La demanda se mantenía sólo como vehículo de especulación.
  • precios de las viviendas sin relación con el precio real del bien. No creo que haya nadie capaz de demostrar que construir una vivienda de 90 m2. vale 50 millones de las antiguas pesetas.
  • gran parte de la economía girando alrededor del sector inmobiliario (empresas de construcción, empresas sumistradoras de bienes relacionados con la construcción, bancos, agencias inmobiliarias, el propio gobierno a través de los impuestos, etc).

Pero una crisis inmobiliaria no es la primera vez que ocurre, la más sonada de este tipo fue la que ocurrió en Japón a finales de los años 80.

Con la intención de averiguar cómo evoluciona una crisis de este tipo  –y ver qué nos espera en 2009– me he puesto a leer sobre la crisis inmobiliaria de Japón para intentar establecer paralelismos y la verdad es que se encuentran muchas cosas idénticas y si la evolución que se nos viene encima es la misma las perspectivas no son nada halagüeñas.

El documento (pdf) que más me ha impresionado es un estudio realizado a posteriori por una organización de análisis de las relaciones económicas entre Asia y América. Merece la pena leerlo. En él aparecen desglosados los factores que llevaron a la crisis y las decisiones que tomó el gobierno japonés para aliviar la crisis.

Factores Desencadenantes de la crisis.

  1. Exceso de dinero procedente de las exportaciones en un entorno económico muy favorable.
  2. Inversión de este dinero en compra de terrenos y desarrollos inmobiliarios. Se entra en un ciclo en el que los precios del bien inmobiliario suben sin fin, sin que a nadie le parezca extraño (un distrito de Tokio valía más que todo Canadá). Los precios de las empresas en la bolsa suben a la par promoviendo mayor inversión inmobiliaria. Como me suena esto.
  3. En un momento dado para frenar la inflación el gobierno japonés sube el precio del dinero y poco a poco se va fraguando el pinchazo de la burbuja. A diferencia de lo ocurrido en España en Japón el frenazo fue lento, ocurrió en un par de años (1988-1990). Pero el daño iba a ser de muy larga duración.

Ya nos va sonando. Pues lo mejor está por venir con las consecuencias, las medidas tomadas y los resultados de las mismas.

Os recuerdo que estamos hablando –por paralelismo– de la crisis inmobiliaria de Japón fraguada entre 1984 y 1989. Japón, era en ese momento la segunda potencia económica mundial. El punto de inflexión se produjo en 1989 y a finales de 2006 todavía no se había dado por recuperada.

Para no alargarlo continuamos en la siguiente anotación.

¿Qué significa un tipo del 0%?

Ayer se publicó que la FED americana bajaba los tipos –hasta un valor prácticamente histórico– entre el 0 y el 0,25%. Es histórico porque sólo había estado en ese rango de valores en la época de la Segunda Guerra Mundial.

También es  especial porque no pone un valor fijo como viene siendo habitual sino que establece un rango (entre 0 y 0,25%) que se irá eligiendo dinámicamente cada día en función de las operaciones.

Después de la noticia que apareció me llamó un montón la atención el hecho de que se pueda negociar un tipo del 0%. Pero esto realmente ¿qué significa?.

Siempre que se habla de los tipos que fijan los grandes bancos centrales se habla del precio que le ponen estos bancos al dinero que prestan a los bancos normales. Estos préstamos suelen ser a muy corto plazo, normalmente un día. Los bancos necesitan estos préstamos para su operativa diaria. Si el banco central fija el precio del dinero al 0% pues se lo está cediendo de manera gratuita a la entidad bancaria y está no tiene que pagar nada por utilizar esa fuente de financiación.

Desde luego con esas condiciones los bancos tienen muy fácil obtener financiación y pueden arriesgarse con operaciones que en esta coyuntura no se atreverían si los tipos son más altos.

Es una manera completamente lógica de impulsar el desarrollo económico y frenar las posibilidades de deflación, aunque tiene otras desventajas. La más importante es que ya no puede bajar más los tipos porque ya están al 0%. Bueno, le puede regalar dinero a los bancos. Pero eso ya lo están haciendo. Más en serio, lo de regalar dinero no es exacto pero se acerca, una de las posibilidades después del tipo cero es la de inyectar dinero en la economía comprando todo tipo de activos.

Lo que también parece claro es que si el dinero en USA está así de barato en Europa se tendrá que tender a ese nivel o de otro modo se penalizará la economía a este lado del Atlántico.