De chiste

Ayudas publicas


El legado de la recesión

Hoy estaba leyendo algo de noticias internacionales y me he puesto a leer un artículo inglés (eng) que comenta que en una encuesta realizada a jóvenes de entre 18 y 24 años se detecta que la crisis va a dejar una marca indeleble en lo que les resta de vida.

Puede parecer obvio que a todos nos va a afectar esta crisis en mayor o menor medida. Si de momento conservas tu trabajo la crisis te afecta relativamente, te ves mucho más directamente afectado si como consecuencia de los recortes empresariales pierdes el trabajo.

Pero mayores que estos efectos directos son los efectos psicológicos que deja la crisis en la sociedad y que se traducen en cambios de comportamiento a largo plazo. Analicemos algunos puntos que ya han cambiado o van a cambiar:

  • la sociedad mundial y en especial la española ha disfrutado durante los pasados 4 o 5 años de un nivel de vida extraordinario.
  • la disponibilidad de crédito fácil y barato ha fomentado la creatividad y el riesgo en la formación de nuevos negocios.
  • sectores clave de la economía como la construcción, el motor, el turismo han tenido un desarrollo por encima de sus posibilidades reales.

El nivel de vida que veníamos disfrutando es algo que probablemente no podremos recuperar en unos años (los más agoreros dicen que décadas, aunque no creo que sea para tanto). Lo que es cierto es que probablemente sean los jóvenes los que más lo noten. Son los que más riesgos han tomado los años pasados, paso a razonarlo:

  1. Son los nuevos emprendedores que ahora se encuentran sin apoyos ni recursos financieros para continuar con sus negocios.
  2. Son los nuevos propietarios de vivienda que ahora se encuentran con una hipoteca que no pueden hacer frente y una vivienda devaluada.
  3. Es su primera crisis seria. Muchos de ellos no han vivido en su propia piel ninguna otra crisis parecida.

Para los que son más veteranos en estas lides de la vida, esta crisis es muy grave pero ya se han enfrentado con otras parecidas y saben que al final del tunel hay luz. Han hecho callo. Psicológicamente están mejor preparados.

Esto puede ser una lección a aprender para los jóvenes. Esta crisis no es el fin del mundo. Hay que tener paciencia y tesón que todo pasará y al final sólo será un recuerdo más.


Cálculos con la crisis

Hoy me ha llegado por correo un documento que me gustaría compartir por lo curioso que me ha resultado.

Siempre se dice que las cifras cuando son muy grandes producen un efecto mareante y se pierde la perspectiva real de su significado. Este caso es una demostración fehaciente de ello.

Los números que se están manejando todos los días en los periódicos y las noticias son tan grandes que a todos se nos escapan. La mejor forma de conseguir captar un poco su auténtica dimensión pasa por ponerlos en comparación con algo que nos resulte más manejable.

Y esto es lo que han hecho en este documento: han cogido los números de las ayudas de los gobiernos a los grandes bancos y los han comparado con cosas tangibles, aquí está el resultado:

Si hacemos esta simple división resulta que si el gobierno americano hubiese distribuido estos 700.000 millones entre todos los habitantes del globo terráqueo, a cada habitante le corresponderían 104 millones de dólares. Casi nada.

Ahora hacen otra comparación para España:

Si repetimos la cuenta anterior resulta que repartiendo esos 30.000 millones entre los 46 millones de españoles nos tocaría a 650 millones de euros a cada español.

Se acabaron los problemas. ¿Quién habla de crisis?

¿Dónde está el truco?

Las huchas también lo merecen

Ayude a las huchas

Un billón de dolares para salir de la crisis

No podemos por menos que destacar la noticia de hoy, y posiblemente del año en el área económica.

En la cumbre del G-20 mantenida en Londres los países miembros han llegado a un acuerdo por el cual se creará un bote de 1 billón de dolares para reflotar la economía. Es importante resaltar que ha habido un acuerdo y compromiso a cumplirlo.

Este dinero se utilizará para reactivar el comercio internacional y restaurar la confianza en los mercados financieros. Según el comunicado del G20: una crisis global necesita una solución global.

Las medidas tomadas están aquí, pero un resumen somero podría quedar así:

  • primero y fundamental una mayor regulación financiera en todos los sentidos (se creará el Consejo de Estabilidad Financiera, sucesor del Foro de Estabilidad Financiera; reformas del FMI y del Banco Mundial). Se apunta la mala regulación como la causa origen de la crisis. Este punto era fundamental para Alemania y Francia.
  • en segundo lugar inyección de ayudas financieras para fomentar el comercio y ayudar a que la confianza financiera se restaure. Retirada del mercado de los activos tóxicos. Aumento de los puestos de empleo. Este era el punto fundamental para Estados Unidos.
  • más control sobre los paraisos fiscales, lucha contra la evasión fiscal.
  • control y eliminación de medidas proteccionistas.

Ahora sí que parece que se están tomando medidas más concretas y no tan abstractas como en la pasada cumbre del G20 en Washington.

Si estas medidas se hacen realidad puede que la economía note la mejoría, si sólo son titulares para la prensa pero sin compromisos reales se volverá a la misma indefinición que hemos visto hasta ahora. De nuevo habrá que conceder el beneficio de la duda.

Me venden un banco

Me venden un banco

Las 6 causas origen de la crisis

Hace un par de días que la Financial Services Authority (organización independiente del gobierno pero de reconocida influencia en sus decisiones) del Reino Unido ha publicado un informe (pdf) que analiza las causas raíz que, según ellos, dieron lugar a la denostada crisis económica y financiera en la que nos encontramos.

Fijan el comienzo de la crisis hace 18 meses, siendo los últimos 6 meses los más severos en el proceso.

Los desequilibrios macroeconómicos generados durante la última década debidos al alto precio del petróleo y sus derivados crearon una inmensa bolsa de divisas en los países exportadores de petróleo. Una gran parte de ese capital se invierte en activos del gobierno americano (muy seguros). De este modo estos activos reducen su rentabilidad perdiendo atractivo, el mercado se pone a trabajar para crear otros activos más rentables y sofisticados. Este panorama es el caldo de cultivo de la crisis.

Aquí están resumidas las 6 causas principales que, segun el análisis, dieron lugar al estallido de la crisis:

  1. Un modelo de créditos securizados de mayor complejidad. En busca de mayores rentabilidades se produjo un fuerte incremento de este tipo de productos a partir de los años 90 tanto en Estados Unidos como en Reino Unido. El crecimiento en volumen de negocio iba a la par con el incremento en la complejidad de los productos. Ofrecían una mayor rentabilidad que los productos subyacentes con un riesgo “relativamente” bajo.
  2. Un fuerte incremento en el volumen de créditos y de los malos hábitos crediticios. Entre los años 2000 y 2007 los créditos crecieron rápidamente, especialmente los destinados al mercado familiar. Este crecimiento se apoyaba en el desarrollo de los instrumentos del punto 2. Además se concedieron créditos a personas y empresas que no cumplían los estándares crediticios existentes hasta entonces.
  3. Un boom de los precios de la propiedad. La facilidad en la obtención de créditos impulsó el mercado inmobiliario. Esto creó un proceso cíclico en el que mayores precios inmobiliarios respaldaban mayores volúmenes de créditos y así sucesivamente. Acordaos del mito del Tochi Shinwa.
  4. Un mayor apalancamiento de los bancos. Con el fuerte desarrollo de todo el mercado de activos securizados con créditos y el alto volumen de créditos concedidos la situación financiera de los bancos se debilita, la proporción entre los activos dudosos (aunque no lo saben todavía) y el capital del banco se hace muy grande.
  5. Subestimación del riesgo bancario y de liquidez. En un mercado globalizado el riesgo de los activos securizados no se consideró. La facilidad de obtención de crédito en mercados internacionales se impuso a la cultura de depósitos en las entidades.
  6. Proceso cíclico de “exuberancia irracional”. La percepción del valor de los activos securizados y del riesgo de dichos activos perdió la perspectiva completamente. Señales negativas se interpretaban como positivas.


Y si todavía no lo tenemos claro, en los próximos años habrá miles de estudios y análisis sobre esta crisis que ha entrado en los libros de historia tanto económica como social.