Confianza y crédito

Si tienes que probar tu crédito, entonces tu crédito se ha perdido.

Walter Bagehot (economista inglés)


Anuncios

Para no perder a los inversores


Claves de la “crisis griega”

Sigo dándole vueltas a las repercusiones tan considerables que los problemas de la economía griega están teniendo en toda la zona Euro y también al otro lado del Atlántico.

Todavía no consigo entender completamente todo el panorama que rodea a esta situación aunque poco a poco voy consiguiendo coger algunos de los conceptos clave a mi modo de ver. A continuación pongo el que parece está claro para todos:

  1. El riesgo principal está en que Grecia llegue a la situación de no poder pagar su deuda y como consecuencia de esto se produzca un efecto dominó que ocasione el empeoramiento de otras economías en problemas.

    Al final se trata de nuevo de un problema de confianza. Si esta quiebra de Grecia como país ocurriese ningún país se fiaría de nadie y los préstamos a países (financiación a través de la deuda soberana de cada país) se paralizarían, nadie prestaría a un país “dudoso”. Igualmente ocurrió al inició de la crisis con los activos tóxicos, todo el crédito interbancario se paralizó porque los bancos no se fiaban ni de su sombra.

Una vez dicho esto hay otros aspectos que no están tan claros.

Por tanto es en interés principal de estos países que la situación griega se reconduzca. No se entiende muy bien como Alemania que tiene un buen pellizco de la deuda continúa retrasando el plan de rescate. Bueno sí se entiende porque las cosas no son tan fáciles cuando tienes que explicar en tú país que vas a dar un montón de millones para salvar otra economía que no es la tuya.

Esta situación me recuerda a la crisis de Lehman Brothers, en aquella ocasión el gobierno americano no quiso ayudar a rescatar Lehman y con ello destapó la caja de Pandora. Todos los expertos dicen que si se hubiese taponado esa fuga la crisis que se destapó después no habría sido tan grave. Al final para enderezar dicha crisis todos los países tuvieron que poner sobre la mesa mucho más dinero del que habría hecho falta para salvar a Lehman.

  • Por otro lado lo que tantas veces hemos escuchado que para solucionar estas crisis globales hay que tomar medidas coordinadas cada vez suena más a rechifla. Si los propios países que respaldan esas medidas no son capaces de ponerse de acuerdo ni en la hora del desayuno como van a tomar medidas concretas y consensuadas en situaciones graves.

Ahora por retrasar un rescate que puede poner en orden las finanzas griegas se puede estar azuzando una crisis mucho más grave.

¿Qué es una fianza?

Ya hemos hablado en otras anotaciones cde conceptos relacionados con el de fianza, como pueden ser los de aval o garantía. Como siempre cada uno tiene sus particularidades y matices que lo hacen ser diferente.

No dudo que todo el mundo ha manejado el término fianza en distintas ocasiones pero es sorprendente comprobar lo variados que pueden ser los escenarios donde se utiliza. Así en primera instancia diría que el escenario más popular se da en el terreno judicial, estamos cansados de ver como salen bajo fianza los distintos implicados en casos Guateques, Gurtels, Palaus, etc. El que le seguiría en el escalafón sería el de la fianza para alquilar un piso.

Para tener una visión general vamos a usar el diccionario, que suele ser bastante fiable a la hora de centrar el significado. Veámos que nos dice sobre fianza:

Contrato por el cual una persona sale garante de otra, comprometiéndose al pago caso de no hacerlo ésta. Las fórmulas que puede revestir la fianza son muy variadas: garantía, aval, depósito, etc. Los bancos suelen distinguir entre garantía: compromiso adquirido por la propia firma, sin necesidad de movilizar valores reales; fianza: compromiso adquirido con movilización de valores: deuda pública, acciones, dinero en efectivo, depositados para responder del buen fin de una obra, licitación a obra, o compromiso de pago contraído por el cliente de un banco ante un organismo oficial.

Y directamente relacionado aparece también muy cerca el significado de fiador:

Quien sale garante de una persona, comprometiéndose al pago de una suma en caso de que ésta por cualquier circunstancia no pudiera hacerlo. Puede salir fiador por el total o por parte menor, y si firmase como fiador solidario responderá en la misma forma que el deudor principal en la cuantía afianzada, pudiendo el acreedor dirigirse directamente a él, sin necesidad de acudir antes al afianzado.

Pues es curioso pero en las definiciones el caso que no aparece es el que habíamos comentado al principio del ámbito jurídico. Me parece que en el fondo se puede ver como un caso particular de lo definido, lo importante es el hecho de que exista una garantía de cumplimiento (se da dinero para garantizar que no se huirá de la justicia).

También de la definición es interesante comentar la diferenciación que hacen las entidades bancarias de garantía y fianza según se usen activos reales o simplemente una firma.

Y por encima de todo en una fianza lo importante es la confianza. La confianza que demuestra el fiador con el deudor, de otro modo no se articularía la finanza.

¿Qué puedo hacer si no me revisan la hipoteca?

En primer lugar parece raro la existencia de hipotecas a tipo variable donde no haya revisión del diferencial. Lo habitual es que exista revisión bien anual bien semestral como ya hemos comentado por aquí anteriormente. La otra posibilidad sería una hipoteca a tipo fijo donde está claro que no hay revisión pues desde un primer momento está fijado el tipo al que devolverás el dinero recibido como préstamo.

Pero desde luego tampoco veo tan improbable alguna hipoteca en la que el banco haya colocado un diferencial bastante alto y no tenga ningún interés en revisarlo. Podría haber sido de dos maneras:

  • no existencia de revisión en ningún caso, sería en el fondo una hipoteca a tipo fijo,
  • o la existencia de revisión al cabo de un periodo muy largo, que al final sea casi como no tener revisión.

Habrá que ver que se puede hacer.

Mal lo tenemos, aunque a río revuelto ganancia de pescadores.

La opción más sencilla en cualquier caso sería: cambiar de banco (subrogación).

Habrá que recorrerse todos los bancos y pedirles que te hagan una oferta para trasladar la hipoteca con ellos. Este proceso de subrogación supone unos gastos pero si las condiciones son buenas puede que a la larga se ahorre un buen dinero. Incluso hay ofertas en las que el banco receptor se hace cargo de dichos gastos. Si finalmente te sale una buena oferta y decides cambiar tienes que comunicarlo al banco actual y éste tiene derecho a presentarte una contraoferta que al menos iguale lo del nuevo banco. Si te iguala la oferta tendrás que quedarte con él (novación).

En los momentos que vivimos actualmente, si tu historial de pagos es bueno lo más probable es que cualquier banco esté deseando tenerte como cliente. Lo que quieren la mayoría de los bancos ahora es un cliente que tenga ya una hipoteca contratada con una cierta antigüedad y que no haya dado ningún problema con los pagos. Esto es una garantía muy valorada por los bancos. Es mucho más seguro que iniciar los trámites de una nueva hipoteca con un cliente que en una primera aproximación será prácticamente una “caja de sorpresas”. Y lo que menos quiere el banco ahora es llevarse una sorpresa con un cliente que pueda dejar de pagar sus cuotas.

Hablemos de interés

Se habla mucho de depositar confianza, pero nadie dice qué interés te pagan.

Manolito (amigo de Mafalda)

Más regulación para los bancos

En otras ocasiones hemos recurrido desde aquí a los datos estadísticos recopilados por diferentes organismos y empresas, en el caso de hoy hablamos de un estudio realizado en USA por Harris Interactive dedicado a la percepción de la ciudadanía sobre el estado de regulación de las diferentes industrias.

De la encuesta realizada en un muestreo que recoge diferentes edades, zonas, niveles de educación, sexo, y uso de internet; se puede decir que el cambio más importante observado es el repunte de la necesidad de una mayor regulación para los bancos y una pérdida de la confianza de los ciudadanos.

No es de extrañar este resultado con la que está cayendo y eso que la encuesta se realizó entre el 20 y 27 de Octubre de 2008, que si la hubiesen realizado después de destaparse la estafa de Madoff seguro que algún punto que otro habría subido.

Si el año pasado el 20% de la población pensaba que era necesaria una mayor regulación en los bancos, este año ha saltado al 36%. También hay que decir que a pesar de todo lo que ha pasado los bancos no son el estamento en el que los americanos ven más necesaria una mayor regulación (ocupan la sexta posición). Las que necesitan más regulación serían:

  1. Compañías petroleras, lo piensa el 53%.
  2. Compañías farmacéuticas, el 49%.
  3. Aseguradoras área salud, el 49%.

La otra pregunta que se hacía a los encuestados es cuáles eran las áreas que les merecían una mayor confianza. En este punto los bancos también han sufrido una caída en la tasa de confianza que venían recibiendo en los últimos años que era del 30% de la población y este año ha pasado al 20%. A pesar de todo es curioso que sigan siendo de las áreas que merecen más confianza sólo por detrás de hospitales y supermercados. Con la que les ha caído y todavía se fían, no sé qué pensar.

En este caso las empresas que merecen menor confianza son:

  1. Compañías tabacaleras, sólo el 2% confía en su honestidad.
  2. Compañías petroleras, sólo un 4%.

Después de éstas vienen las empresas relacionadas con la salud que en USA son especialmente importantes al no existir sanidad pública y que merecen muy poca confianza para los americanos en vista de estos datos.

Sería curioso tener una encuesta de este tipo en nuestro país, creo que los bancos saldrían bastante peor parados. Pues aquí propongo esa encuesta a pequeña escala.