Foro Económico Mundial 2011: ¿espíritu de Davos?

¿Existe, sigue existiendo, ha existido alguna vez? Esa es la pregunta que me estoy haciendo ahora mismo.

Lo que vienen llamando “el espíritu de Davos” se entiende por un sentimiento compartido para conformar un mundo mejor en todos los sentidos. Para ello académicos, periodistas, políticos, empresarios, emprendedores y un largo etcétera de asistentes aportan y discuten ideas en un foro abierto.

El lema de este año, “Normas compartidas para la nueva realidad”, sigue girando entorno a las cuatro grandes áreas de discusión fundamentales:

Al margen de los lemas, cada año hay preocupaciones nuevas que son caldo de cultivo de nuevas ideas pero en una situación tan delicada como la actual es difícil que esas ideas fructifiquen.

Los temas estrella de este año podrían ser:

  1. la viabilidad de la zona euro después de la crisis de la deuda soberana. La falta de fluidez en la toma de decisiones consensuadas sobre la política económica a seguir en el área euro despierta muchas dudas sobre su viabilidad. En Davos se ha discutido sobre ello y la conclusión es que nadie sabe muy bien que hacer, cada uno tira por su lado.

  2. una falta de liderazgo que acrecienta cada vez más los riesgos globales en la economía. La toma de decisiones sobre asuntos que se vienen discutiendo desde hace tiempo no se lleva a cabo y sólo se pide calma, se emiten comunicados y se espera que las cosas se resuelvan por sí solas.

  3. en temas de bienestar social, sólo mencionar la reconstrucción de Haití como una muestra más del fracaso a la hora de hacer realidad las ideas abstractas que se discuten en este foro. A partir de ahora también habrá que hablar del camino hacia la transición en Tunez y Egipto.

Al final el curso de los acontecimientos juzga si esta cumbre tiene algo de “espíritu” o es un acontecimiento social anual para reunirse con los amigos y hablar un poco de cómo nos fueron las cosas y donde vamos a ir de vacaciones el próximo año.

Anuncios

Saciedad de consumo

¿Cuándo la sociedad de consumo llegará a la saciedad de consumo?

Mafalda (de profesión ocurrente, por Quino)


Bonito perchero

Rescate financiero

Hoy quería hablar un poco de un término que después de pensarlo mucho no sé como no ha salido antes por aquí. La verdad es que aparece muy a menudo en la prensa económica y hace tiempo que lo escuchamos en radio y televisión a todas horas.

En los últimos tiempos se ha pasado de rescatar bancos y empresas aseguradoras, que fueron las que marcaron los primeros pasos de esta crisis, para ponerse a rescatar países.

El término rescate financiero no se había usado tan frecuentemente como actualmente desde hace mucho tiempo pero hubo épocas pasadas en las que su uso fue también frecuente. En inglés el término de significado más parecido sería bailout, y si leeis cualquier periódico anglosajón lo vereis hasta en la sopa.

Las connotaciones del término inglés son siempre especiales por la forma que tienen de gradar los riesgos. Para mi resulta muy difícil conseguir ver la diferencia cuando manejan por ejemplo bailout frente a otras ocasiones en las que utilizan bank rescue para cosas aparentemente iguales.

En términos económicos, el rescate financiero se aplica cuando es necesario inyectar una cantidad importante de dinero para evitar que una entidad financiera (sea un banco, una gran aseguradora, o incluso un país) llegue a la quiebra. Este rescate a pesar de ser un mal negocio para el rescatador es un mal menor para evitar que se produzca un efecto dominó que lleve a todo el sistema hacia un agujero sin fondo.

Establecer el límite entre donde es realmente necesario efectuar un rescate y donde no lo es es uno de los puntos más difíciles a determinar, pero el número de variables a estudiar para tomar la decisión es muy grande. Se acusa, a toro pasado, que la decisión de no rescatar el banco privado Lehman Brothers puede haber hecho que esta crisis haya adquirido las proporciones que estamos viviendo a estas alturas.

Por otro lado, se acusa a los grandes beneficiados de los rescates de haber actuado de manera irresponsable y de haber salido completamente indemnes a costa del dinero que los contribuyentes han tenido que poner. Siendo estos últimos los grandes perjudicados tanto por un lado (poniendo dinero) como por otro (por ejemplo: viendo como las condiciones para conseguir un préstamo son cada vez más duras).

Desde el estallido de la crisis en todas las listas de mejoras del sistema financiero siempre ha salido el mejorar y acelerar la valoración a la hora de realizar un rescate, haciéndolo lo más justo posible. Con las complejidades que entraña no lo veo fácil y hasta ahora no he visto pasos para ello: valga como ejemplo los dimes y diretes hasta que se acordó el rescate de Grecia.

Negocios y futuro

Futuro: Periodo de tiempo en el que prosperan nuestros negocios, nuestros amigos son verdaderos y nuestra felicidad segura.

Ambrose Bierce (periodista americano)


Se vende hipoteca …

Diferencial bono español y alemán a 10 años

Ya hemos hablado en otras ocasiones de que cada día se hace más cotidiano la referencia al diferencial existente entre la rentabilidad del bono español a 10 años y el correspondiente alemán.

Este diferencial es un parámetro económico muy utilizado por considerarse el bono alemán a diez años como una especie de referencia por su alta seguridad y bajo riesgo. Estas características lo hacen muy poco propenso a grandes variaciones.

El mercado de deuda soberana se encuentra actualmente en plena efervescencia. Cualquier noticia impacta en la confianza de los inversores sobre la deuda soberana de un país. Los países que se encuentran atravesando dificultades son los que más sufren ante cualquier noticia.

Primero fue Grecia, que tuvo que pedir ayuda a la Unión Europea. Actualmente sus bonos están por encima del 12% de interés.

Después fue Irlanda que también resistió varios envites pero finalmente tuvo que aceptar el rescate de los fondos europeos. Con un interés actual del 8,91%.

Y ahora el que está en el disparadero es Portugal y parece que al final va a ir por el mismo derrotero, ya está por encima del 7%. El siguiente nombre de la lista es España, esperemos que no, “sólo” estamos en el 5,54%.

Estos valores hay que enfrentarlos al interés del bono alemán que se encuentra actualmente en el 2,87%.

Para poder hacernos una idea de como ha sido la evolucion aquí os dejo una gráfica comparativa del diferencial entre el bono alemán y el español, y también incluyo el portugués que las últimas semanas se ha desmarcado notablemente.

La primera comparativa es del último año :

Código de colores: alemán=línea naranja, español=linea verde, portugués=línea amarilla
Fuente: Bloomberg

Y la segunda gráfica es de los últimos 5 años que incluyen el estallido de la crisis financiera. Aquí se ve como a partir de ese momento las líneas que eran prácticamente una única se van separando conforme el diferencial entre los bonos de España y Portugal y el alemán se va incrementando:

Código de colores: alemán=línea naranja, español=linea verde, portugués=línea amarilla
Fuente: Bloomberg

Finalmente y para que cualquiera pueda seguir la evolución de un bono de deuda a 10 años podeis consultar estos datos en esta página (para el bono alemán cuyo identificador es GDBR10:IND).

Para seguir jugando los identificadores de otros países europeos son: España (GSPG10YR:IND), Portugal (GSPT10YR:IND), Grecia (GGGB10YR:IND), Irlanda (GIGB10YR:IND), Reino Unido (GUKG10:IND), Francia (GFRN10:IND), Bélgica (GBGB10YR:IND), Italia (GBTPGR10:IND), Suiza (GSWISS10:IND). Y más lejos tenemos: Estados Unidos (USGG10YR:IND) y Japón (GJGB10:IND).