Sistema Institucional de Protección (SIP) o Fusión fría

No hablaremos aquí del significado de fusión fría en física, pero lo comentaremos un poco para que cada uno valore si hay paralelismos o no con el sentido financiero. La fusión (unión de núcleos atómicos con liberación de energía) normalmente se produce a temperaturas y presiones altísimas como en una explosión nuclear o en las estrellas (el Sol, por ejemplo). El mito de la fusión fría lleva muchos años dando vueltas sin que haya llegado a nada. Sería conseguir lo mismo, una generación de energía tremenda, pero a temperatura y presión ambiente.

El Sistema Institucional de Protección (SIP) es el término de moda las últimas semanas y por el que están pasando la mayoría de cajas con bastante prisa para llegar a tiempo al límite de plazo para poder acogerse a las ayudas del FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) que cumple el 15 de Junio (mañana mismo). También se utilizan los términos de fusión fría, fusión virtual, fusión de baja intensidad, para estas uniones amistosas de las cajas.

Es un mecanismo por el cual se unen varias entidades de crédito (actualmente se está poniendo en práctica con las cajas de ahorro) y se prestan ayuda mutuamente sin que por ello se tenga que producir una fusión en toda la extensión del término. Cada entidad puede seguir con su marca y con sus consejos de administración e incluso hay que crear una comisión común de la frio-fusión.

No está tan claro si se pueden hacer ciertas simplificaciones en áreas que sean comunes: el ejemplo más claro es en la eliminación de sucursales y por tanto de empleados si el área geográfica de influencia lo permite. Lo mismo en departamentos centrales (de riesgo, de inversiones, etc) donde se pueden hacer recortes de personal para no duplicar actividades.

Para los dirigentes no es tan incómodo como una fusión tradicional porque lo normal es que mantengan sus cargos y su poder (en una fusión tradicional siempre hay una parte del poder que tiene que desaparecer, normalmente la parte más débil). Esto es muy importante pues al estar las cajas controladas políticamente nadie quiere ceder el poder en su caja y por tanto las fusiones son prácticamente imposibles de negociar.

Lo que sí que tienen que conseguir este tipo de fusiones es cierto equilibrio entre las entidades que lo acuerdan pues lo mejor es que sean entidades que se complementen bien: mejor de diferentes comunidades que dentro de la misma, mejor una de sobrada solvencia con alguna que tenga ciertas dudas. De este modo la solvente puede ayudar a la débil a salir de los problemas.

El Real Decreto-Ley 6/2010 de 9 Abril, que pone el marco jurídico a esta herramienta pone una serie de condiciones para que la frio-fusión se pueda llevar a cabo (si se permitiese que lo hiciesen dos cajas en problemas sería contraproducente).

Después de todo este rollo, algo sí que nos recuerda la fusión fría de la física a estas fusiones frías de las cajas de ahorros. En una fusión tradicional de cajas la temperatura y presión de la sala de reuniones seguro que se pone al rojo vivo porque nadie se quiere bajar de su pedestal. En cambio en la fusión fría como ningún directivo pierde nada pues seguro que lo firman tomando unas cervecitas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: