Influencia de las agencias de calificación

Es un tema manido por las veces que lo hemos tocado pero en los últimos tiempos y especialmente en estos últimos días cualquier afirmación con fuente en las agencias de calificación supone una revolución en los mercados económicos mundiales.

A España los rumores de posibles rebajas de calificación de la deuda soberana no le están beneficiando en nada y están creando un clima de desconfianza muy grave para la economía. Lo que es muy importante es que estas agencias ya están hace tiempo en el punto de mira de todos los reguladores como principales responsables del origen de la crisis económica que venimos arrastrando desde 2008.

Cuando tenían que haber sido realmente rigurosas a la hora de valorar los complejos productos financieros que se estaban comercializando antes del estallido de la crisis no lo fueron en absoluto. Clamorosas son las calificaciones que concedían a los paquetes de hipotecas subprime, de muy dudosa calidad. Todos estos paquetes tenían la mejor calificación posible lo que hacía que el resto de actores invirtiesen sin ninguna duda en dichos productos.

Ya hemos dicho que al ser jueces y parte en sus calificaciones están siempre a conflictos de intereses. Si un banco viene para que le califiquen una emisión de bonos y no le dan buena nota, probablemente esos bonos no se venderán y la comisión que el banco le pagará será muy pequeña. Si por el contrario les dan una calificación excepcional sus comisiones se multiplicarán como la espuma.

Después de muchas discusiones en las últimas reuniones de jefes del G-20 en las que se pusieron como objetivo conseguir que estas agencias de calificación tuviesen un mayor control, vemos que la realidad es completamente otra.

Las valoraciones emitidas por las agencias, con o sin fundamento, son capaces de crear un cataclismo bursátil y económico que se lleva por delante no sólo una gran empresa sino probablemente también un país. En mi opinión no se puede permitir esto y si se permite es que no hemos aprendido nada.

Otra cosa que está clara es que por mucho que nos quejemos no podemos ignorar que las cosas son como son y lo que hay que hacer es demostrar que estas valoraciones no tienen ningún fundamento, si es que no lo tienen.

Una respuesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: