MAB (Mercado Alternativo Bursátil)

Si seguis algo las noticias de bolsa podeis ver que debido a la crisis las salidas a bolsa que tan a menudo ocurrían hace unos años, ahora son sólo un recuerdo en la memoria. Desde hace prácticamente dos años no se ha visto ninguna OPV (Oferta Pública de Venta = salida a bolsa). La razón es que en el entorno actual los inversores desconfían en gran medida de las empresas emergentes.

Pues hoy vamos a tratar una figura que viene a aprovechar esas dos condiciones del mercado financiero:

  1. necesidad de financiación para empresas en crecimiento.
  2. desconfianza de los inversores hacia empresas emergentes.

El MAB (Mercado Alternativo Bursátil), se creó en Febrero de 2006 para cubrir ese espacio que estaba vacante. Su objetivo principal son aquellas empresas de mediano tamaño (empresas en expansión) que no se pueden permitir salir a bolsa en los mercados bursátiles estándar pero que están necesitadas de financiación externa. También es un mercado en el que se ha optimizado el entorno para la gestión de SICAV e Instituciones de Inversión Colectiva (IIC).

Desde su creación y más en los últimos tiempos de crisis se está convirtiendo en un lugar apetecible para darse a conocer en los foros económicos. La lista de empresas que lo componen (actualmente sólo 4, aunque suenan nuevos nombres para aumentar la lista) no son muy conocidas para el gran público pero en la mayoría de los casos son referentes en los sectores donde trabajan. El respaldo del MAB hacia estas empresas les da una credibilidad que facilita la relación con los posibles accionistas.

El MAB está integrado en el conglomerado que es Bolsas y Mercados Españoles (BME) que es la empresa que controla todas las actividades bursátiles del país (IBEX 35, Latibex, etc).

Uno de los inconvenientes más importantes que tiene la cotización bursátil para las empresas es que tienen que cambiar completamente de filosofia en lo referente a información y transparencia. Cualquier empresa que cotiza en bolsa debe presentar trimestralmente informes económicos y de actividad, planes a futuro, etc para que los accionistas sepan en que están invirtiendo el dinero y la marcha de esa inversión.

En el MAB esta filosofía se mantiene pero es algo más ligera, la periodicidad de los informes es semestral, además el MAB se encarga de ayudar a estas empresas a adecuarse a esta nueva filosofía a través de la figura del asesor registrado. Una entidad que ha sido verificada oficialmente por el MAB para cumplir esa función de apoyo hacia las empresas que se lanzan por primera vez al ruedo bursátil.

Anuncios

El repaso del fin de semana

Vamos a recordar hoy algunas de las anotaciones que se estuvieron comentando hace no un año como hemos hecho en otras ocasiones sino las que salieron por aquí hace dos años, en el 2008. De las seleccionadas que cada uno elija las que más le llamen la atención si es que no las ha leido ya:

  • ¿Y qué hacer con esos 200 euros?, hablábamos aquí de los famosos 200 euros que el gobierno iba a dejar de cobrarse en las nóminas para favorecer el consumo. Estoy pensando hacer otra anotación con el título de: ¿dónde estarán aquellos 200 euros?.
  • Fiscalmente envidiosos, también veíamos como cuando le preguntas a la gente sobre temas fiscales sale la vena más envidiosa. Aquí todo el mundo quiere que los impuestos se cumplan a rajatabla, pero luego …
  • Titulización de créditos hipotecarios, ya en Mayo de 2008 se estaba hablando del asunto de la titulización de créditos. Todavía no sabíamos nada de lo que íbamos a oir hablar de ellos en el futuro cercano que nos esperaba.

Dinero e interés

No pongas tu interés en el dinero, pero pon tu dinero al interés.

Oliver Wendell Holmes (escritor americano)


Pedir indemnización


Atención telefónica bancaria: el sistema está caido

Ya sé que no es una característica única de la atención al cliente de los bancos pero estos últimos días mi experiencia ha sido con una entidad bancaria, de la que no voy a mencionar el nombre porque no me gusta generalizar y puede que otros no hayan tenido tan mala suerte.

Esta entidad bancaria comercializa también seguros y el pasado Martes decidí que había llegado el momento de cancelar uno de los que tenía contratado con ellos. Ya sabía que dar de baja cosas suele conllevar trámites más laboriosos que el proceso inverso de dar de alta. Con esto en mente me preparé todos los documentos y datos que se me ocurrió podrían pedirme para realizar la gestión. Una vez todo listo llamé al teléfono de atención al cliente, por cierto un 902, y entré en comunicación con la habitual máquina: si quiere hacer alguna gestión de la cuenta pulse 1, si quiere hacer una gestión de seguros pulse 2, …. de acuerdo pulsamos 2. La máquina continúa: si quiere saber los detalles de su poliza pulse 1, si quiere contratar un seguro de vida pulse 2, si quiere dar de baja un seguro pulse 3, pulsamos 3.

Esta última parte es curiosa porque las gestiones de baja de seguro tiene una opción completa para ellas. Mi instinto me dice que al pulsar 3 te desvían al centro donde se encuentran los comerciales más aguerridos para que intenten convencerte de no cancelar la poliza. Como estoy convencido no me inquieto.

Me atiende una persona muy amable a la que le cuento que quiero dar de baja una poliza. A continuación me informa de que por problemas en la base de datos no puede consultar los datos y no podemos hacer la gestión, me invita a llamar un “rato” más tarde. Finalmente no me es posible volver a llamar a lo largo del martes.

Al día siguiente lo vuelvo a intentar y después de pasar a través del laberinto de opciones la máquina me asigna un nuevo comercial al que vuelvo a informar de mis intenciones indicándole que el día anterior no pude realizar la gestión porque la base de datos no funcionaba (en este momento el comercial debería estar haciendo de tripas corazón con lo que me tiene que decir a continuación) y nada más terminar mi explicación me informa de que no puede hacer nada porque están realizando “mantenimiento en el sistema” y no puede consultar nada. ¡¡¡Recórcholis!!!

Esta vez me ofrecen ponerse en contacto conmigo cuando se puedan consultar de nuevo los datos. Le comento mi desconfianza puesto que ayer no funcionaba y hoy sigue sin funcionar, le pregunto sobre la previsión en la duración del “mantenimiento”. Me dice que no lo sabe, pero que si en 72 horas no se han puesto en contacto conmigo que vuelva a llamar. ¿72 horas?, ¿me está diciendo que la avería puede durar 3 días? Sin comentarios.

Me asaltan varias dudas:

  • Pero si son las 12:30 de la mañana. Me parece que este no es el mejor horario para hacer mantenimiento del sistema, si este hace que todas las consultas quedan paralizadas.
  • Si en dos días consecutivos en horarios diferentes el sistema no está funcionando la verdad es que no inspira mucha confianza cuando estamos hablando de una entidad de las más importantes del mercado.
  • Me da por pensar si es posible que cada vez que alguien pulsa el 3 para cancelar un seguro se desvía la llamada a una zona de la red donde el sistema está “habitualmente” caído. ¿Será posible que si llamas y pulsas cualquier otra opción (2, por ejemplo, para dar de alta un seguro) esté funcionando el sistema?

¿Os ha pasado algo parecido? Seguro que sí, a poco que hayais tenido que hacer alguna gestión de este tipo. Vamos animaos y contad vuestras experiencias.

Sólo para nuevos clientes

Resumen del SIMA 2010

Ayer cerró sus puertas la edición 2010 del Salón Inmobiliario de Madrid. La pasada semana avisábamos de que se iba a celebrar durante el fin de semana y que venía cargado de nuevas expectativas ante los datos de mejoría que había presentado últimamente el sector.

En estos días se han ido formando algunas valoraciones del resultado del certamen. La verdad es que leyendo los comentarios de los responsables de las inmobiliarias parece como si estuviésemos de nuevo en la cresta de la ola. De lo que he leido me han parecido excesivamente triunfalistas las opiniones vertidas.

Para mi un dato verdaderamente relevante es el dato de asistencia de la feria que se ha fijado en poco más de 47.000 personas que frente a las 63.000 del año pasado supone una reducción de asistencia de prácticamente un 25%. Acompañado también por una ligera disminución en el número de expositores: 217 frente a 230 en el 2009.

Esto sí que es una cifra que deja muy a las claras que el público sigue siendo reacio a participar en la feria como venía ocurriendo años atrás. Y como las leyes de la estadística y de la probabilidad no fallan, cuanto menor sea la asistencia menores son las probabilidades de cerrar compraventas.

No se cansan los promotores de subrayar la “gran calidad” de los visitantes, que además tienen las ideas muy claras. Con toda seguridad que los compradores han aprendido mucho en estos últimos 2 años y desde luego que no se van a dejar engatusar tan fácilmente como en la época del boom. Pero eso a su vez significa que las operaciones de compraventa que se lleven a cabo serán con unas condiciones más favorables para los compradores y con menores márgenes para los promotores. Hay que ver hasta donde están los promotores dispuestos a llegar, si realmente están dispuestos a dejar los precios en niveles realmente asequibles.

Como otros años se sigue echando de menos que hubiese unos datos más transparentes sobre el número de compraventas cerradas y también de los precios a los que se cierran esas operaciones que sí que daría un indicador fidedigno del estado del mercado . También sería de interés: porcentaje de vivienda de protección frente a libre, localización de los inmuebles, si es segunda vivienda o primera residencia, etc.

Al final mi conclusión sigue siendo que el sector está intentando por todos los medios atraer de nuevo a los clientes, pero que la situación real sigue distando mucho de ser la que intentan vender y que muchos posibles compradores siguen desconfiando, de ahí que las cifras de asistencia continuen disminuyendo.