El bono alemán a 10 años

Estos últimos días no ganamos para sustos, todos los datos que han ido saliendo han sido a cada cual más negativo. En primer lugar se adelantaron los datos oficiales del paro que si se hacen realidad mañana situarán la tasa de desempleo en España en el 20%, más de 4,5 millones de personas sin empleo.

A continuación el culebrón de la economía griega no termina de aclararse, parece que las ayudas están preparadas a falta de las últimas pinceladas pendientes de dar por el gobierno alemán. El FMI está también por la labor, así que no debería retrasarse mucho más.

Para que los griegos no puedan respirar ni un segundo aparece Standard and Poors y rebaja la calificación de la deuda griega al nivel de bono basura. Vamos casi como si fuese papel de periódico, lo que ha provocado que las bolsas se hayan desplomado no sólo en Grecia sino tambíen en Portugal que también vió su calidad crediticia rebajada, así como en España que volvió a perder otro escalón de calidad. Del notable alto al notable a secas, al mismo nivel de Irlanda pero todavía por encima de Italia.

Todo esto viene a cuento de que también está apareciendo como referencia cada vez más importante el diferencial que existe entre el bono alemán a 10 años y el resto de bonos de otros países.

El diferencial entre cualquier bono y el bono alemán es un indicador de la confianza que los inversores internacionales tienen en la economía de un país.

Allá por el 2006 el diferencial entre el bono español y el alemán era cero, ahora estamos alrededor de 110 puntos básicos, lo que quiere decir que a España le cuesta financiar su deuda mucho más que a los alemanes. Si los alemanes colocan sus bonos a un 3% de rentabilidad, para que los inversores presten dinero al estado español, éste debe ofrecer al menos una rentabilidad del 4,10%. Para poner ese valor en contexto decir que el bono griego llegó a estar los pasados días con un diferencial de 680 puntos, una barbaridad.

Tomaremos entonces como axioma que el bono alemán a 10 años se mantiene siempre relativamente estable en su rentabilidad y sirve como un baremo muy fiable para determinar la salud económica de los países.

Esta suposición en el entorno actual es algo arriesgada, a mi modo de ver el bono alemán también está oscilando más de lo habitual por las incertidumbres económicas, pero no podemos negar que su referencia es un dato revelador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: