Seguro de cambio

Hace algunos días que hablamos aquí de un tipo de crédito que se utilizaba muy a menudo en operaciones de comercio internacional, era el crédito documentario. En la anotación de hoy vamos a tocar otro tema que está también relacionado con el comercio internacional.

No es un concepto que manejemos habitualmente los clientes de a pie de un banco. El seguro de cambio, que así se llama el instrumento que vamos a tratar hoy, es un elemento de uso más habitual entre empresas que se dedican a la exportación e importación de productos donde entran en juego diferentes divisas. Ya sabemos de otras veces que hemos hablado de las divisas que son un terreno peligroso por la rapidez de sus oscilaciones, mantener una cuenta en divisas o una hipoteca en otra divisa puede ser muy rentable si la divisa va a tu favor pero puede ser una auténtica ruina si va en tu contra.

Por ello las empresas no se pueden permitir el lujo de depender de estas oscilaciones y para evitarlas contratan los seguros de cambio. Como siempre la mejor forma de verlo es consultando el diccionario:

Los exportadores e importadores de un país que conciertan operaciones en una divisa distinta a la suya, corren el riesgo que se deriva de una eventual fluctuación de aquella otra divisa con respecto a la propia. Para cubrirse recurren al seguro de cambio que les facilita una compañía de seguros. Más conveniente suele ser el servicio bancario conocido como seguro de cambio, que consiste en un contrato de compraventa de divisas a plazo futuro concertado entre un comerciante y un banco autorizado a intervenir en el mercado de divisas, por el que se acuerda un tipo de camibo fijo para aplicar a la compra o venta de divisas en un plazo futuro. El empresario que así actúa evita el riesgo de cambio pues conoce de antemano precisamente la cantidad exacta de dinero que percibirá o tendrá que entregar en la fecha futura señalada. Representa una trasnmisión de riesgo. El banco, por su parte, busca un cliente que tenga deseos contrarios para cubrir la operación, toda vez que se actúa por el sistema de operaciones casadas (una compra a futuro origina una venta a futuro y la diferencia es el beneficio del banco).

Es una explicación muy completa que habla tanto del seguro de cambio a través de una aseguradora como del producto más habitual ofrecido por las entidades bancarias. El banco evita el riesgo de oscilaciones al empresario y a su vez consigue beneficios por las comisiones cobradas, es una buena operación para todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: