Dubai, ¿otra burbuja inmobiliaria?

Llevo unos días dándole vueltas a los paralelismos, salvando muchísimo las distancias, que están apareciendo entre el desarrollo de España en los últimos años y el camino seguido por Dubai.

Decimos que hay que salvar las distancias porque Dubai es uno de los países que componen los Emiratos Árabes Unidos que aunque no tiene mucho petróleo se ha convertido en un centro financiero internacional, y el más importante del Medio Oriente.

La estrategia trazada en Dubai ha sido la de sustituir el negocio del petróleo que tienen otros emiratos por el del turismo de alto poder adquisitivo y la posición como centro financiero. Para ello se ha modernizado dotándose de unas infraestructuras increibles, hasta convertirse en la ciudad con mayor número de rascacielos por metro cuadrado, y en la que ha tenido el desarrollo urbanístico más rápido conocido hasta ahora en todo el mundo.

¿Os va sonando esto de algo? Salvando las distancias.

Este boom “constructivo” es muy similar al que se venía observando en España, hasta que llegó el pinchazo. Parece que en Dubai también ha llegado el pinchazo aunque nadie se lo termine de creer.

La construcción en España lleva un año y medio prácticamente parada. Por lo que se está empezando a saber algo parecido viene ocurriendo en Dubai.

La gran diferencia entre el desarrollo inmobiliario de Dubai y el de España es que el de Dubai es un medio para un fin, mientras que el de España es sólo un fin en sí mismo, no sirve para apoyar nada sobre él, sólo la especulación.

Todo el mundo ha visto las más conocidas de las obras faraónicas del emirato dubaití:

  1. El único hotel del mundo con siete estrellas, el Burj Al Arab, con forma de vela sobre una isla artificial.
  2. El rascacielos más alto del mundo, aún en construcción, el Burj Dubai de más de 800 metros.
  3. Un paraíso de islas artificiales construidas en el mar de modo que aumentasen los kilómetros de costa del país. La primera que se inició llamada Palm Jumeira, con forma de palmera, está prácticamente terminada, con miles de casas y hoteles además de centros comerciales y se puede ver desde el espacio. A continuación se iniciaron las obras de otras 2 similares: una mayor con una forma similar a la de palmera y otra compuesta por miles de islas que conforman el contorno de los diferentes continentes. Estas 2 últimas obras llevan paralizadas desde hace más de un año.

Para que todas estas obras avanzasen era necesario importar mano de obra en abundancia y barata. Esta fuerza de trabajo ha llegado desde Bangladesh y la India mayoritariamente. Ahora miles y miles de trabajadores se han quedado sin trabajo y han tenido que volver a sus países de origen. ¿Nos suena esto de algo?

Lo que sí es diferente es que Dubai mantiene funcionando los negocios fundamentales que se apoyan en estas infraestructuras: el turismo y el centro financiero. Y en España se acabó la especulación y sin la construcción se acabó el impulso que nos lanzó los últimos años.

Veremos como supera este bache Dubai, por lo que dicen apenas ha impactado al ritmo de vida de sus habitantes, aunque ya sabemos que de estas cosas no te puedes fiar mucho. Cuando el río suena agua lleva.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: