Inversión vs Especulación

Son muchas las veces en que nos vemos en la encruzijada de manejar nuestros ahorros de la manera más productiva posible. No es cosa fácil para los que no somos expertos de las cosas de la economía, pero tampoco es menos cierto que incluso los más expertos también se equivocan e incluso se dedican al arte del engaño.

Pero siempre se distinguen dos caminos a la hora de rentabilizar el dinero:

  • por un lado están los que se conforman con unas rentabilidades más reducidas, a mayor plazo y con menor riesgo de perder dinero.
  • por otro lado están aquellos que buscan altas rentabilidades en poco tiempo a costa de soportar elevados riesgos.

Los primeros son lo que podemos englobar más en la clase de inversión, por ser a mayor plazo suelen estar centrados en el sector inmobiliario y en el empresarial. Se asocian a un estudio detallado de los activos de la inversión y se tiene vocación de estabilidad.

Los segundos se relacionan más con lo que se entiende por especulación. Si sale bien es el sueño de todo español: el gran pelotazo. Si sale mal puede suponer un duro revés económico. Para subirse a este tren hay que estar preparado tanto económica como mentalmente. Si no se sabe muy bien lo que se hace mejor abstenerse.

De acuerdo con el diccionario, la especulación es lo siguiente:

Acto consistente en aprovechar las alzas y bajas de cotización de los bienes sujetos a contratación en un mercado con vistas a obtener lucro. Cuanto más abiertos son los mercados más sofisticada resulta la especulación, toda vez que el alza o la baja de un bien puede preverse e incluso provocarse, según los intereses de los grupos de presión que así actúan. Otras veces la especulación se orienta a la compra y retención en espera de que se produzca escasez, o se compra en unos mercados con intención de vender en otros donde se espera conseguir un precio más alto (arbitraje).

Como se indica en la definición el objetivo es obtener el mayor beneficio de la manera más rápida posible y ésta es una gran diferencia con la inversión. En la especulación no se tiene ningún interés por conocer el bien en el que se invierte ni por seguir su gestión. Estas son características más ligadas a lo que arriba llamábamos inversión.

Por ello los instrumentos más típicos de especulación son las acciones negociadas en bolsa. La mayor parte de las veces el especulador no sabe ni en qué invierte. Sólo elige un precio de compra ante una noticia en espera de que se incremente para vender rápidamente y obtener su beneficio (en los últimos años muy de moda con los day traders).

Como hemos dicho otras veces en el blog a la hora de invertir el dinero hay que tener sentido común y estudiar con mucho detalle en lo que se invierte, con ello te ahorrarás muchos disgustos. Y si la rentabilidad que te prometen es muy alta y sin ningún riesgo ya puedes guardar tu dinero y salir corriendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: