No se vende

Verano y crisis

Anuncios

Presentación de resultados

Como he comentado muchas veces por aquí la mayor parte de las anotaciones que publico tienen como origen un poco la curiosidad y otro poco el interés por aclarar ciertas situaciones que te suelen dejar perplejo.

La realidad económica es un territorio tremendamente fructífero para ese tipo de situaciones.

En estos últimos días se está produciendo la presentación de resultados de un gran número de empresas. Ya sabeis que las empresas tienen por costumbre (las que cotizan en bolsa tienen obligación) presentar resultados trimestre a trimestre. De este modo los accionistas pueden ver como evoluciona su inversión. Si los números son buenos la empresa va bien y por tanto la inversión sigue interesando. Si los resultados no son buenos quizá el accionista tenga que replantearse su inversión en la empresa.

Pero lo que realmente me llama la atención de este protocolo es que muchas veces teniendo los resultados de frente no sabes que pensar. La verdad es que no soy para nada experto en el tema, pero como he dicho en el párrafo anterior debería ser bastante sencillo tomar decisiones en función de los datos presentados. Ese es para mi el objetivo.

Bien, las cosas no son siempre negro sobre blanco, en la economía existe una variedad infinita de grises.

Tanto es así que ahora mismo estoy perplejo porque no llego a entender lo que pasa. En los últimos resultados de las entidades bancarias los resultados que presentan indican que están perdiendo dinero, que se está incrementando la tasa de mora, que las inversiones que han acometido en otros países no están resultando tan positivas como en un principio se pensaba, que además están sufriendo las consecuencias de la crisis económica.

Para mi esto no son buenos resultados. Claro que veo que no tengo ni idea porque aparecen titulares de que los resultados no son tan malos como estaba previsto. Frases del tipo: “ha superado las previsiones“, “solo ha perdido un 4 cuando se esperaba un 10”. Y la acción en la bolsa subiendo como la espuma.

¿Alguien lo entiende? ¿Quién hace las previsiones? No me digais que son las casas de análisis que ya sabeis mi opinión al respecto.

Más sobre el negocio bancario

Curioseando, curioseando he encontrado esta serie de videos que explican con bastante claridad y sencillez como funciona el sistema bancario en general. Me han parecido interesantes e instructivos. Aquí dejo el primero de la serie.

Recursos propios y recursos ajenos

No pasará día en que no escuchemos o leamos en los medios de comunicación el análisis económico de esta u aquella empresa en la que se menciona su situación patrimonial. En la mayoría de los casos la situación de la empresa viene caracterizada fundamentalmente por lo que es el tema de la anotación de hoy: los recursos propios y ajenos (también fondos propios o ajenos).

Se trata de indicadores de la salud financiera de la empresa y nos dan un dato muy clarificador sobre las posibilidades de desarrollo de la misma tanto a corto como a largo plazo. Si los datos no son positivos se verán reflejados en desequilibrios en las cifras de recursos disponibles enfrentadas con los compromisos de la empresa.

Como siempre hacemos en estos casos la primera consulta para determinar detalles concretos de lo que intentamos entender debe ser una parada junto al diccionario. En este caso esto es lo que nos dice para recursos propios:

De los que dispone la empresa por participación de los accionistas. Las partidas principales son: capital y reservas. En la actividad bancaria, los fondos propios revisten el mayor interés, dado que sirven para determinar las posibilidades de expansión de los bancos

Y en el caso de recursos ajenos:

De los que se vale la empresa para completar con dinero externo la propia disponibilidad monetaria. Suelen estar constituidos por: acreedores, bancos, efectos a pagar, etc. En la actividad bancaria cubre todos los fondos depositados en un banco por sus clientes. Representan el grado de confianza que estos tienen en aquél. Es la partida más importante, ya que marca las posibilidades de que dispone el banco para realizar operaciones de préstamo.

Conseguir el equilibrio entre recursos propios y ajenos no es una ciencia exacta. En general parece extendida la opinión de los expertos que apoyan una mayor presencia de recursos ajenos frente a propios por ser sus costes inferiores. Como en todo: dependerá de la situación el obrar correctamente.

En un ejemplo fácil podríamos decir que si un par de amigos montan una empresa en la que el socio A aporta una nave y el socio B aporta un millón de euros para comenzar la actividad, esto serían los recursos propios de la empresa. Si además esta sociedad pide un préstamo al banco por otro millón de euros, este nuevo dinero sería un recurso ajeno pero también utilizado para conseguir el buen progreso del negocio.

Ya sé que es un ejemplo excesivamente sencillo pero debemos intentar simplificar cualquier cosa compleja a algo más simple si conseguimos que nos de una idea general del funcionamiento.

Retrospectiva en anotaciones

Por problemas logísticos ayer no fue posible actualizar la habitual anotación sobre posts antiguos que se publica los fines de semana. Pero eso no puede quedar así por tanto hoy cumplimos con esta tradición y aquí está la lista de seleccionados para que la podais disfrutar:

  • Cierre de sucursales bancarias, la tendencia se ha confirmado claramente y áquel día hablaba como estaban desmantelando una sucursal, pero esa imagen la he visto repetida en las últimas semanas un  par de veces.
  • Bombillas incandescentes con fecha de caducidad, ya hace tiempo que la UE puso fecha de caducidad a las bombillas de toda la vida. Pero día tras día podemos comprobar como la transición a esa nueva situación no va a estar exenta de duro trabajo por parte de todos.
  • Cuentas en divisas o multidivisas, si tienes cierta experiencia con diferentes divisas lo mismo puedes pensar en utilizar estas cuentas como modo de inversión. También funciona (quizás deba decir, funcionaba) para la concesión de hipotecas en otras divisas. Pero mucho ojo porque no es un asunto sencillo y está expuesto a los vaivenes de las monedas que son bastante dinámicos.


El precio del dinero

El dinero a veces resulta demasiado caro.

Ralph Waldo Emerson (filósofo americano)


¿Quién está detrás de tú hipoteca?