Spam telefónico bancario

Hoy quiero hablar un poco del spam telefónico en su versión bancaria porque en las últimas semanas estoy sufriendo lo que podría llamarse prácticamente un acoso por parte de diferentes entidades bancarias.

No sé si a algunos de vosotros os está ocurriendo algo similar pero después de comentar con compañeros de trabajo ellos también han notado últimamente un incremento en las llamadas recibidas por parte de bancos y cajas.

Voy a hacer aquí una pequeña lista de las llamadas que he recibido las últimas semanas:

  • ofreciéndome un seguro de accidentes,
  • ofreciéndome una tarjeta de puntos asociada a la tarjeta de crédito para obtener ventajas en compras en determinados comercios,
  • vendiéndome las ventajas de participar en la última ampliación de capital que se os pueda ocurrir,
  • alabando las ventajas de suscribir una emisión de bonos con las mejores ventajas del mercado,

Seguramente se me olvida alguna llamada porque no recordaba haber recibido tantas llamadas en tan poco período de tiempo. Además he llegado a recibir varias llamadas sobre el mismo producto una vez que en la primera llamada había rechazado la oferta. No tienen problema en llamarte tantas veces como sea necesario.

Ante tanta insistencia, en la última llamada le sugerí al operador que lo que me interesa de un banco es que cuando haya un problema no sea yo el que tenga que estar detrás de ellos sino que sean ellos los que me llamen ofreciéndome soluciones. Indicándoles a continuación amablemente que cuando encuentro un producto que me interesa ya me ocupo yo de llamar al banco, no necesito que nadie me esté “agobiando” con las ventajas de tal o cual producto. Ya sé que esto no sirve para mucho pues la persona al otro lado del hilo telefónico no tiene ningún poder pero suele funcionar para que entiendan que no estás interesado en la “oferta”.

Me imagino que con el panorama actual uno de los frentes en los que se han centrado las entidades es en la venta telefónica de productos. Es una actividad que no requiere de muchos gastos (normalmente subcontrada) y que puede suponer una importante fuente de ingresos si el producto tiene gancho.

Sólo nos queda esperar un poco de tiempo para que se ponga en marcha la nueva ley sobre el spam telefónico que debería limitar esta práctica.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: