Los pisos de los bancos, ¿creeis que hay alguna ganga?

Este es un tema que ya es recurrente pero es que cada día sale una nueva noticia que me hace volver a él.

Hoy estaba leyendo en El Mundo que algunas de las entidades bancarias más importantes de España (Santander, BBVA, La Caixa, Banco Popular, etc) están convirtiéndose en inmobiliarias a través de sus sociedades dedicadas a este menester.

Además están comercializando a bombo y platillo una “gran” cantidad de viviendas (tanto nuevas como de segunda mano) a precio de ganga, con grandes rebajas sobre el precio original. A primera vista esto llama mucho la atención pero si analizamos la “película” hay algunas cosas que no cuadran:

  1. las viviendas que están comercializando actualmente han sido ofrecidas en primer lugar a los empleados, familiares, amigos, vecinos y conocidos. Las que salen ahora a la palestra ya han pasado un filtro bastante fuerte, así que no esperaría encontrar muchas gangas aquí.
  2. las rebajas de precio que publicitan van desde el 20% hasta el 50%, pero ¿respecto a qué precio?. ¿Respecto al precio al que ofrecía la vivienda la inmobiliaria en Febrero del 2007? ¿Respecto al precio por el que se lo ha quedado la entidad bancaria hace unos meses?. La diferencia puede ser muy importante. Y viendo los ejemplos: una vivienda de 60 m2 en Madrid por 220.000 euros, no me parece demasiada rebaja.

Sumando los datos de las 10 u 11 mayores entidades bancarias salen del orden de 15.000 viviendas en venta. Estas viviendas en su mayor parte proceden de promociones financiadas por los bancos y cajas que no han podido venderse. Pero según los datos que se manejan hay una bolsa de entre medio millón y un millón de viviendas en el mercado inmobiliario. Supongamos que sólo hubiese 500.000 viviendas en el mercado, las 15.000 que se están comercializando suponen un 3% (si hubiese 1 millón que me parece una cifra más real sería sólo un 1,5%).

Pregunta: ¿Dónde está el 97% restante?

Mi respuesta: todavía nadie (ni constructores, ni bancos, ni propietarios) está dispuesto a poner los precios de la vivienda en concordancia con la demanda. Sigue existiendo el mito de que el ladrillo no puede bajar nunca.

Si esto sigue así tenemos problema (burbuja) para rato.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: