Bonos segregables o strips

Dentro de la siempre inagotable rama de activos financieros englobados dentro de la denominación de bonos, he cogido para hoy un tipo algo oscuro que aparece de vez en cuando en las noticias financieras.

Como siempre es un concepto que, hasta ahora que me he puesto a revisarlo, era completamente desconocido para mi a pesar de saber de su existencia.

Una vez visto como funciona no es tan difícil como a primera vista puede parecer. Por lo menos es fácil comprender su mecánica. Pero no es un activo que esté orientado al inversor particular, por sus características como veremos a continuación está más destinado al inversor profesional.

Los bonos están compuestos de dos elementos constituyentes fundamentales:

  1. Principal, el valor del bono que se recibirá a la amortización del mismo.
  2. Cupón, los pagos periódicos a que da derecho la propiedad del bono.

Parece que hace algún tiempo (en los años 60 en Estados Unidos, a partir de 1997 en la Deuda Pública española) los expertos financieros se dieron cuenta de que el bono –visto así con cupón y principal– era un activo demasiado rígido para las inversiones que querían realizar. Podía pasar mucho tiempo hasta que se recibían los cupones y la negociación de los bonos tenía muy pocas oscilaciones.

Entonces se les ocurrió que se podía disgregar este bono de toda la vida en otros activos más dinámicos y flexibles. Siempre buscando complicar un poco más las cosas y darle un poco más de emoción a los bonos. Y con este invento dieron lugar a lo que se denomina bonos segregables o strips.

La palabra strips viene de las siglas en inglés que definen la operativa por la que se crean estos nuevos activos.

STRIPS = Separately Traded Registered of Interest and Principal Securities

Que viene a ser algo así como “Activos registrados de interés y principal negociados separadamente”.

Así que los bonos segregables son un tipo de bono que tiene la posibilidad de segregarse en sus diferentes partes constituyentes: cupón y principal, y crear de este modo unos nuevos activos con entidad propia.

La flexibilidad que añade la segregación proviene de que luego cada uno de estos strips se puede negociar individualmente.

Por ejemplo, si se dice que hay una emisión de bonos segregables a 3 años con cupón anual, estos bonos se pueden segregar en 4 strips: 3 corresponden a los cupones anuales cada uno con la fecha de vencimiento correspondiente a su cupón y el cuarto al principal.

La segregación de bonos con cupón convierte estos en bonos cupón cero. La operativa de segregación también permite la operación inversa para reunir de nuevo los strips y recrear el bono con cupón original.

¡Qué mareo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: