Crisis inmobiliaria española en 2009 (y II)

Vamos a continuar con el post anterior sobre la evolución de la crisis inmobiliaria en Japón a finales de los años 80 y sus paralelismos con la española de 2008.

Una vez que estalla la burbuja inmobiliaria lo primero que se encuentran los japoneses es con una serie de consecuencias de muy difícil solución.

Consecuencias del estallido de la burbuja inmobiliaria.

  1. Depreciación de las viviendas. Rompiendo un mito japonés (Tochi Shinwa*) según el cual el precio de la tierra nunca bajará (perfectamente aplicable a la sociedad española).
  2. Paro (inexistente en Japón anteriormente).
  3. Crisis financiera que llevó a muchos bancos a la quiebra y a la pérdida de confianza en el sistema.
  4. Recesión económica.

El gobierno japonés empieza a suministrar medidas para salir de la crisis, aquí tenemos una lista.

Medidas tomadas para intentar salir de la crisis.

  1. Bajar el precio del dinero hasta prácticamente cero (como ha hecho ahora USA) para facilitar liquidez al entorno económico. Aunque lo cierto es que lo hizo bastante lentamente, entre 1991 y 1995. Quizás esa lentitud no fuese lo más adecuado. En el caso del área Euro tampoco se está haciendo tan rápido como ha ocurrido en Estados Unidos, veremos si esto no resulta negativo a la larga.
  2. Fuertes inyecciones de dinero público para evitar la quiebra de bancos y empresas. Esta medida era altamente impopular y dejó de utilizarse a partir de un momento dado, donde quizá hubiese sido necesario hacerlo.
  3. Aumentar las inversiones en obras públicas para evitar el colapso de todo el tejido industrial. Esta medida no resultó muy positiva porque se realizaron inversiones sin mucho sentido y no orientadas a un desarrollo a largo plazo (contruyeron muchos puentes y carreteras que no eran necesarias). Se fue mucho dinero en ellas pero con un impacto muy efímero.
  4. Recorte de los impuestos. Con ello se pretendía fomentar el desarrollo económico a través de mayores ganancias para las empresas y la disponibilidad de más dinero en las familias para aumentar el consumo.

Parece que mucha de la responsabilidad del agravamiento de la crisis y su larga duración estuvo en la lentitud en tomar las acciones necesarias. Ahora mismo estamos en la misma disyuntiva, si se dedica demasiado tiempo a pensar en las soluciones y se hace todo con demasiada calma puede que cuando se empiece a hacer algo sea demasiado tarde (eng).

En esta situación las familias japonesas que venían de una época de bonanza económica (como es nuestro caso) se asustan ante el cambio de situación y se concentran en aumentar sus ahorros para capear el temporal. Este aumento del ahorro tiene como consecuencia más grave la disminución del consumo que arrastra al cierre a multitud de empresas y a un mayor paro. Y el ciclo se realimenta.

Otro error que cometieron no sólo las familias sino también los propios bancos y el gobierno fue el pensar que los precios de la vivienda se recuperarían (de nuevo el mito). Por tanto eligieron esperar a ver que pasaba sin hacer demasiado por poner soluciones y mucho por ocultar la realidad. Pero los precios no sólo no se recuperaron sino que bajaron aún más. Mientras esto ocurría los bancos usaron todas las trampas posibles para maquillar sus resultados (ocultando las pérdidas que estaban teniendo por los préstamos respaldados por viviendas que se depreciaban rápidamente) hasta que no pudieron más y todo se derrumbó como un castillo de naipes (esto ocurrió en 1997, desde 1990 estuvieron aguantando).

Cuando estalla la crisis financiera en 1997 el gobierno incrementó las coberturas de los depósitos bancarios ante la general desconfianza, pues ante la magnitud del agujero los japoneses no pensaban que hubiese suficiente dinero para cubrir todos los depósitos.


Mirando muchos de las consecuencias y medidas adoptadas en aquella crisis creo ver algunas de las que se están dando ahora mismo aquí. También veo bastante más diferente la respuesta del gobierno (no tanto de los bancos) que está concienciado de que hay que tomar medidas rápidamente para evitar que las cosas vayan a peor.

Visto todo esto lanzo de nuevo la pregunta con la que empezó esta anotación: ¿Cómo evolucionará la crisis inmobiliaria española?


* Tochi Shinwa, mito japonés relacionando con su afinidad por la tierra. Este mito está apoyado en la noción de que la tierra es un símbolo de la riqueza del propietario, su status social y el activo definitivo (capaz de respaldar cualquier deuda). Esto conduce a la creencia de que el valor de la tierra nunca puede disminuir.

2 comentarios

  1. A mi lo que me da que pensar es que todo nuestro sistema de vida se basa en el consumo puro y duro, como eso parece que no puede cambiar habrá que pensar como consumir para que se siga sosteniendo nuestro modo de vida sin destrozar todo lo que hay a su alrededor.

  2. Hola Gabriela,

    Asi es como está articulado el funcionamiento del mundo en el que vivimos y leyendo sobre anteriores crisis te das cuenta de lo grave que puede llegar a ser el que la gente deje de consumir. Asi que algo habrá que comprar aunque sea en las rebajas, jeje.

    Saludos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: