Comportamientos bancarios

Nuevos Comportamientos bancarios
Anuncios

Talón vs Cheque

¿Os habeis preguntado alguna vez cuál es la diferencia entre un talón y un cheque?.

Pues yo hasta hoy no me lo había preguntado pero estaba buscando información para conseguir un talonario de cheques y me ha parecido un poco inconsistente la expresión. ¿Hay talonarios de talones?.

Mi primera idea es que son exactamente lo mismo, lo he oido muchas veces y unas veces he oido lo de “voy a cobrar un talón” y otras “me puede extender un cheque“, pero el resultado final ha sido el mismo. Estamos hablando siempre de talón bancario y cheque bancario, no confundir con el talón de Aquiles.

De todas formas mirando en el diccionario se aclaran mucho mejor estas diferencias. Veamos la definición de talón:

Documento que los bancos entregan a sus clientes titulares de cuenta corriente, mediante el cual estos pueden disponer total o parcialmente, en su provecho o en el de un tercero, de los fondos previamente depositados. En la práctica, equivale a un cheque personal (de cliente a banco). La legislación española no distingue entre cheque y talón de cuenta corriente, si bien se refiere a ambos. En el extranjero no existe denominación apropiada, se refiere comúnmente como cheque bancario y cheque personal (talón). Es de aplicación a éste las mismas normas que rigen para el cheque.

Vamos que son prácticamente lo mismo. Son dos formas diferentes de llamar al mismo concepto. Mi impresión es que la palabra talón se utilizaba en el pasado con más frecuencia que cheque, y ahora pasa lo contrario y cada vez se escucha menos la palabra talón. Eso sí, lo que tiene un uso muy habitual es la expresión: talonario de cheques.

Dentro de los talones al igual que con los cheques hay muchas modalidades: talón conformado, talón de ventanilla, talón cruzado, talón sin fondos, etc.

Si sabeis algún matiz más que los diferencie podeis añadirlo en los comentarios.

Evolución de la concesión de hipotecas

Hoy han salido nuevos datos de la evolución del mercado hipotecario. Los datos que aporta el INE cubren el período del mes de Noviembre de 2008 (pdf), con lo cual vamos con bastante retraso sobre el estado actual pero esas fechas ya son muy reveladoras de la evolución posterior.

Para situarnos debemos saber que la gran explosión de la crisis financiera se produjo a finales de Septiembre y primeros de Octubre de 2008 y a partir de ese momento conseguir una hipoteca ha sido tarea mas que imposible.

De acuerdo con los datos la hipoteca media contratada en el mes de Noviembre ha bajado hasta los 150.000 euros, un 5% menos que el año anterior y aproximadamente un 15% menos que la media de Octubre (serían unos 175.000). La diferencia es muy notable y claramente tiene relación con la situación en este periodo en particular.

No sólo ha bajado el importe medio de la hipoteca también baja considerablemente el número de hipotecas constituidas desde aproximadamente 165.000 en Octubre a 130.000 en Noviembre. A estas alturas no le sorprende a nadie.

Por otro lado el valor medio del tipo de interés de las hipotecas en Noviembre quedó en aproximadamente un 5,58% que es un 12% mayor que hace un año y un 2,2% mayor que el del mes de Octubre. Esto no es nada novedoso pues ya conocemos la tendencia de subida del Euribor en dicho período.

El 97% de las hipotecas contratadas lo son a tipo variable y un 87% de ellas utiliza el Euribor como su tipo de referencia. Por tanto parece que la utilización de tipo fijo incluso en épocas tan convulsas como ésta no está entre las preferencias de los nuevos hipotecados.

También aparece como dato interesante que son las cajas las que consiguen mayor volumen de negocio hipotecario, pero esto ya viene sucediendo así en los últimos tiempos. Las cajas concedieron un 51% de las hipotecas de Noviembre frente a un 37% de los bancos (el resto fueron a parar a otras entidades financieras).

Hay que esperar para ver los datos del cierre de 2008 y los del primer mes de 2009 que nos puedan dar la confirmación de la tendencia.

Foro Económico Mundial (Davos)

A partir de hoy se abre este encuentro internacional para que los representantes de las compañías más importantes del mundo debatan sobre las expectativas que se presentan en este año tan especial. Si los últimos años ha venido teniendo fuerte repercusión mediática (a pesar de no tener un efecto que el común de los mortales pueda percibir directamente) este año no será menos.

La primera reunión del Foro Económico Mundial (World Economic Forum, WEF) se celebró en 1971, por tanto tiene 38 años de historia. Es una organización sin ánimo de lucro que reune a lo más selecto del mundo financiero, económico y político en una reunión anual de una semana de duración en la ciudad de Davos (Suiza). Sólo se asiste por invitación previa.

La ciudad de Davos está enclavada a 1500 metros de altura en los Alpes suizos y recibe anualmente miles de visitantes para disfrutar de los deportes de nieve y el ocio. Pero durante una semana de finales de Enero se ve tomada por los medios de comunicación, políticos y empresarios.

El objetivo del encuentro es el intercambio de ideas y la búsqueda de mejores perspectivas tanto económicas como sociales a nivel global. Parece demasiado utópico.

El Foro Económico Mundial se ha centrado tradicionalmente en la búsqueda del crecimiento sostenible de la economía. Por ello se dedican gran parte de las sesiones a debatir sobre:

  1. el cambio climático,
  2. la financiación de países en desarrollo,
  3. el aprovechamiento energético,
  4. mejoras en la gestión de la salud,
  5. la lucha contra la corrupción, etc.

El lema de la reunión de este año tiene que estar en sintonía con la situación actual. Por ello se ha bautizado con algo que viene a ser: “Dando forma al mundo después de la crisis“.

Durante esta semana se celebrarán multitud de sesiones informativas, conferencias, entrevistas, etc. En ellas tomarán parte unos 2500 participantes de 96 países, de los cuales 1.200 son presidentes de grandes corporaciones. Este año parece que el estamento político va a tener un marcado protagonismo y 40 líderes de gobierno harán acto de presencia.

Los últimos años venía siendo un desfile de grandes gurus que se dedicaban a sacar pecho por sus logros sin obtener demasiada utilidad práctica del foro. Este año muchos de los que así se comportaban estarán buscando la manera de salvar sus compañías si es que todavía están al mando de ellas. Los que asistan tendrán que hacerlo con algo más de humildad y respeto hacia la sociedad.

Si se obtiene alguna conclusión interesante estaremos atentos.

Orden de Traspaso de Efectivo (OTE)

Si no lo has oído nunca es normal porque hasta hace relativamente poco tiempo esta operativa no era muy habitual.

La orden de traspaso de efectivo (OTE) se ha puesto de moda con la entrada en funcionamiento de la banca electrónica (a través de Internet).


Concepto.

Se trata de una especie de transferencia pero a la inversa. Normalmente las transferencias se emiten desde la entidad origen con un código de cuenta destino. La entidad origen realiza un cargo en la cuenta origen por el valor de la transferencia y posteriormente esta cantidad se abona en la cuenta destino, obviando algunos elementos más intermedios.

En el caso de la orden de traspaso de efectivo tiene la particularidad de que la entidad emisora es la entidad destino en vez de la entidad de origen. Por tanto desde la entidad de destino se ordena un cargo en la cuenta de origen de los fondos. El cargo se realizará en la cuenta origen de los fondos y posteriormente se abonará en la cuenta desde la que se emitió la orden de traspaso de efectivo (cuenta destino al fin y al cabo). Para que esta operación se pueda llevar a cabo es necesario que:

  1. el titular de la cuenta de origen de los fondos y el de la cuenta destino sean el mismo.
  2. el titular dé su autorización a la entidad origen de los fondos para que atienda el cargo. Por ello necesitará rellenar el formulario de OTE con la firma del titular. Si los cargos son menores de 6.000 euros sólo es necesario firmar la primera vez. Si el cargo fuese superior a 6.000 euros (máximo 150.000 euros) es necesario firmar de nuevo cada vez.

En resumen se puede comparar perfectamente con una domiciliación. En una domiciliación, por ejemplo del recibo de la luz, el titular de la cuenta autoriza a la entidad emisora (la compañia eléctrica) a realizar un cargo en la cuenta, pues la OTE es lo mismo pero entre entidades bancarias.

Razón.

La razón principal por la que esta modalidad de “retro-transferencia” se ha hecho famosa es porque inicialmente las entidades de banca por internet querían captar fondos a toda costa. El problema que esto suponía para los clientes es que deberían hacer una transferencia desde su cuenta de toda la vida hacia la nueva cuenta en internet. En esa época todas las transferencias suponían una comisión de un porcentaje sobre el valor de la transferencia con un mínimo fjo. Si ésta era por un valor elevado podría suponer un buen pellizco. Esto establecía una barrera para que el cliente se decidiera a dar el salto así que las entidades de internet echaron mano de esta operativa que ya existía pero que no era de uso corriente y que no tiene ningún tipo de comisión para el cliente (las comisiones si las hubiera las paga la entidad que emite la OTE).

Ahora para abrir cualquier cuenta por internet la OTE es el primer formulario a rellenar. Aunque hay que recordar que también se puede usar a conveniencia en cualquier otra ocasión. Por ejemplo, cuando te intenten cobrar comisión por una transferencia, piensa en usar la orden de transferencia de efectivo.

Más información: OTEs en Consumer | Algo de historia

Día de repaso

Después de una semana muy revuelta en todos los sentidos (además de económicamente también ha pegado fuerte el viento) con el fin de semana todo el mundo intenta hacer recapitulación de las cosas que han pasado y como afrontar la nueva semana que se viene por delante. En esas estamos también aquí y este es el resultado:

  • El predecesor del Euro, el ECU, seguro que os acordais aunque a mi al principio casi ni me sonaba a nada pero luego si que me traía recuerdos.
  • Capital Riesgo, durante los años de burbuja estuvo muy de moda pero con la situación actual nadie está dispuesto a invertir si no es en algo con muy buenos fundamentos. Eso sí, ya dicen que en épocas de crisis es donde suelen surgir los grandes negocios de los próximos años.
  • La mitad del ahorro sin remuneración, parece mentira pero este dato se publicó a mediados del año pasado y da una idea de la enorme cantidad de dinero que está en una cuenta corriente sin obtener ningún provecho. Hay que cambiar esto porque hay muchas opciones de bajo riesgo y que al menos ofrecen una rentabilidad más que aceptable.

¿De dónde vienen los peniques?

Los peniques no caen del cielo. Hay que ganarlos aquí abajo, en la tierra.

Margaret Thatcher