Evolución de la desregulación

Una de las causas más patentes del estallido de la crisis financiera y económica que se ha producido en 2008 ha venido a ser la falta de unos mecanismos de regulación adecuados a la complejidad de los productos financieros que se estaban negociando.

Estaba leyendo un poco al respecto de este tema y la verdad es que hay veces que te das cuenta como cambia el punto de vista de las cosas conforme pasa el tiempo. Inicialmente la desregulación se caracteriza por:

  • desaparición de las barreras que cierran el negocio financiero a las entidades bancarias, cualquiera puede entrar en el juego.
  • ampliación de los campos de actividad en todos los agentes implicados en el mercado, cualquier producto que se te ocurra es factible de ser vendido.

A principios de los años 80 todas las instituciones financieras estaban ávidas de lanzar nuevos productos financieros y conseguir mayores beneficios a través de ellos. No sólo eso. Había otras empresas –hasta ese momento fuera del negocio financiero– que también querían entrar en el negocio debido a las fuertes expectativas que se estaban despertando.

En esta época también se dieron una serie de factores que facilitaron esta tendencia:

  1. un mejor entendimiento de los productos financieros por parte del inversor final, también muy por la labor de aumentar el riesgo a cambio de mejores rentabilidades.
  2. un salto muy grande en la tecnología de los mercados financieros con la entrada a gran escala de los ordenadores y las bases de datos (operaciones realizadas a través de sistemas interconectados en tiempo real, etc).

Poco a poco se ha ido perdiendo el respeto por las instituciones financieras encargadas de la regulación buscando las lagunas existentes en el sistema. Muchas empresas no especializadas en mercados financieros se han lanzado a competir en esta arena. Se ha sumado la globalización de los mercados financieros. Lo que en un principio supuso una revolución positiva se ha convertido en una trampa para muchos inversores y empresas. A pesar de todo se seguían manteniendo unas normas acordes con la legislación que velaban por el buen funcionamiento del sistema, pero que se ha constatado eran insuficientes (Bush ha dicho que eran normas del siglo XX para productos del siglo XXI)

Desde esos lejanos años 80 los jugadores e instrumentos financieros han ido evolucionando más y más hasta una sofisticación que pocos son capaces de entender con precisión. Con las decisiones que se están tomando en estos momentos no se pretende aplicar unas nuevas normas reguladores demasiado rígidas pero sí se intentará atacar los problemas más graves derivados de una regulación excesivamente desactualizada:

  • productos de excesivo riesgo sin una calificación adecuada.
  • falta de coordinación a nivel internacional en mercados financieros globalizados.
  • falta de conocimientos adecuados en instrumentos complejos.

Desde luego estas medidas no van a empezar a funcionar de la noche a la mañana, necesitarán de un período de adaptación.

Más información: Regulación Básica del Banco de España

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: