Que bueno sería ser empresario… así

Después del tocho de ayer hoy la cosa va a ser más ligera para que no nos saturemos con definiciones.

Leo con retraso una noticia en El Mundo que me ha hecho plantearme (de nuevo) lo bueno que sería ser empresario. La verdad es que mientras lo estaba leyendo no podía por menos que reirme porque la noticia parecía auténticamente sacada de la serie Enredo. Seguro que os acordais. También podía perfectamente aplicarse el diálogo genial de los hermanos Marx: “La parte contratante de la primera parte..”.

Que alguien me lo explique: resulta que montando multitud de empresas a nombre de las cuales está todo lo que uno posee y pidiendo préstamos avalados por uno mismo, sin que uno mismo tenga absolutamente nada pues todo lo que uno tiene es propiedad de sus empresas, se puede uno hacer millonario. Me falta el aire.

¿No es verdad que no hay quien se aclare?

Más claro: si eres capaz de convencer al banco para que te preste dinero sin poner nada de garantía hay dos opciones:

  1. o eres un auténtico vendedor capaz de vender una moto hasta al banquero más avispado (y eso con los tiempos que corren),
  2. o bien el banquero de turno estaba bajo los efectos de algún psicotrópico.

No se lo que habrá sido en este caso pero cada vez que lo pienso me entran más ganas de montar una sociedad llena de testaferros y sociedades interpuestas. Lo siento pero es que estas cosas me alteran el humor.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: