Fondo de Reserva de la Seguridad Social

La semana pasada me llegó una carta de la Seguridad Social informándome del estado actual del llamado Fondo de Reserva de la Seguridad Social (FRSS). Algo me sonaba de esto pero hasta que lo leí no fui consciente de su existencia. Tenía que haber algo para que en caso de dificultades los pensionistas no se quedasen sin cobrar (esperemos que esa situación no se de en ningún caso).

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social se empezó a fraguar en el año 1997 en el que quedó constituido, a lo largo de los años ha ido sufriendo diferentes modificaciones pero en todas con la misma filosofía. Finalmente quedó completamente regulado con la Ley 28/2003, de 29 de Septiembre, reguladora del Fondo de Reserva de la Seguridad Social.

A fecha de Marzo de 2008 está constituido por 50.926,9 millones de euros, con lo que se podría hacer frente al pago de las pensiones durante un período de 9 meses. Con una fácil división resulta que cada mes se pagan 5.600 millones en pensiones. Teniendo en cuenta que en datos de Julio de 2008 hay aproximadamente 8 millones de pensionistas salen a una media de 675 euros.

Efectivamente como todo el mundo puede sospechar de acuerdo al nombre del fondo, se trata de una provisión de fondos que se va estableciendo para que sirva como reserva en caso de deficit en el presupuesto de la Seguridad Social. Cada año se ve la evolución de los gastos en Seguridad Social y si se obtiene superávit una parte importante del mismo se destina al Fondo de Reserva.

Para decidir qué parte del superavit se destina al Fondo de Reserva y en qué se invierte existe un Comité de Gestión del Fondo de Reserva. Este comité está formado por altos cargos de los ministerios más relacionados con la Seguridad Social que son: Trabajo y Economía y Hacienda.

El Fondo de Reserva no es un dinero que esté inmovilizado sino que se invierte en valores. Pero no se puede invertir en cualquier cosa, deben ser valores de muy altas garantías, legalmente solo valores emitidos por entidades públicas. En la última revisión de los criterios de inversión se establece que:

  1. sólo se puede invertir en valores de Deuda Pública de: España, Alemania, Francia y Países Bajos.
  2. valores en euros, con la máxima calidad crediticia y negociados en mercados secundarios.
  3. el porcentaje de inversión será de un mínimo del 45% en deuda española y un máximo del 55% en deuda no española.

Más información: Información de FRSS en la web de la Seguridad Social.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: