Pignoración

Lo habreis oído también algunas veces cuando se habla principalmente de créditos. La primera vez en la que le presté algo más de atención fue cuando empezaron a saltar los primeros problemas en las empresas inmobiliarias y constructoras en España.

Se empezó a hablar de que algunas tenían problemas y para mejorar la situación estaban recurriendo a la ‘pignoración‘ de ciertos valores. Además algunos acreedores estabán pensando en ejecutar ante los impagos de la deuda. Ahí la verdad es que no entendía muy bien de que iba la cosa. Hoy me he puesto a investigar un poco y lo primero como siempre ir al diccionario:

Acción de dar o dejar una cosa en garantía de un préstamo o del cumplimiento de una obligación. Por lo general, se trata de valores mobiliarios que se afectan al buen fin de un préstamo bancario. Los valores ofrecidos como garantía se enumeran detalladamente en la póliza de crédito, que debe ser intervenida por corredor de comercio, quedando el banco facultado a vender los valores si llegado el vencimiento del crédito el deudor no le hiciera frente. Igual consideración cabe hacer con respecto a la pignoración de letras de cambio, mercaderías, etc.

Por lo tanto y resumiendo lo que saco en claro es que pignorar significa dar algo como garantía del cumplimiento de una obligación y cuando lo utilizan en préstamos normalmente se trata de valores (pueden ser acciones, bonos, etc). Si no se cumple la obligación se recurre a la garantía (los valores pignorados) para cobrar la deuda.

Mirando me he encontrado con expresiones del tipo:

  1. estas acciones están pignoradas, por tanto están comprometidas como garantía de un préstamo u otra obligación.
  2. se pignorarán acciones, se van a ofrecer como garantía en una obligación.

Si además os interesan las matemáticas del asunto aquí podeis encontrar una descripción muchos más exhaustiva de como funcionan.

Pues, eso que no pignoreis demasiado.

Impuestos superfluos

Todo impuesto debe salir de lo superfluo, y no de lo necesario.

Gaspar Melchor de Jovellanos

Repaso fin de semana

Como todos los Domingos hoy recopilamos un grupo de anotaciones que son algo más antiguas y que merece la pena volver a sacar por si hay alguien que no las pudo ver en su momento. Aquí van las de esta semana:

  • Fondo de Reserva de la Seguridad Social, ese pequeño colchón que se va conformando año a año con lo que sobra (si es que sobra) de los presupuestos destinados a la Seguridad Social.
  • Base legal de avales en compra de vivienda nueva, este tema salió debido a los últimos problemas que han aparecido con la entrega de cantidades a cuenta respaldados por aval que a la hora de la verdad parece no sirven de mucho.
  • SICAV, aunque ahora han perdido mucho del fuelle que tuvieron en años anteriores todavía se oye hablar de ellas con frecuencia.

Inverco

Hoy me gustaría comentar algo sobre la asociación que constituyen todas las entidades relacionadas con la gestión de fondos que se llama Inverco. Se trata de una asociación formada por todas las instituciones de inversión colectiva (sociedades y fondos de inversión) y fondos de pensiones que realizan su actividad dentro de nuestro país.

En muchas ocasiones me encuentro con datos suministrados por Inverco y finalmente me he decidido a echarle un vistazo.

Sus actividades principales son, en general, todas las relacionadas con el desarrollo y funcionamiento de los fondos tanto de inversión como de pensiones:

  • actúan como asociación para defender los derechos de sus asociados, principalmente cuando se modifican o cambian las leyes que les afectan (fondos de inversión y de pensiones).
  • generan datos estadísticos sobre la evolución y estado actual de los fondos de inversión y de pensiones que gestionan.
  • realizan tareas de investigación y documentación relacionadas con la actividad de las instituciones de inversión colectiva: su desarrollo en el tiempo y sus cambios según evolucionan los instrumentos de inversión a su disposición.

Particularmente para mi lo que me sirve de más utilidad son los informes mensuales y trimestrales que publican con un resumen de la evolución de la inversión en fondos y planes de pensiones. La asociación Inverco ha establecido una clasificación de los fondos según sus crierios de inversión y en su página web se puede descargar el informe correspondiente dependiendo del tipo de fondo que te interese (renta fija corto plazo, renta fija largo plazo, renta fija mixta, renta variable mixta, renta variable, garantizados, etc). En la nota de prensa correspondiente suelen hacer un resumen somero de la información estadística indicando los datos más destacados del período analizado.

En la prensa suele aparecer también un ranking de los diferentes fondos según su rentabilidad basada en criterios temporales (a 1 año, 3 años, 5 años, …) en función de los datos aportados por Inverco.

Muchos bancos utilizan estos ranking para recomendar uno u otro fondo. También la gente utiliza estas clasificaciones a la hora de tomar sus decisiones de inversión. Normalmente un fondo de inversión con cierta antigüedad que aparezca en las primeras posiciones es una buena elección, pero como siempre hay que recordar la letra pequeña de toda publicidad sobre este tema: “Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras

Déjame soñar

Dejame soñar

A regañadientes

Al final parece que en USA van a llegar al tan traido y llevado acuerdo sobre la compra de los activos dañados en la crisis financiera que se desató con las hipotecas subprime. Finalmente pondrán los 700.000 millones de dolares de dinero público para hacer las compras, pero como comentábamos el otro día no pasaría mucho antes de que la gente reaccionase.

Y parece que no paran de llegar las reacciones:

  • no con mi dinero,
  • los responsables deben pagar por sus excesos,
  • ¿y quién nos ayuda a nosotros?, etc,

y la mayoría son como era de preveer contrarias a este gasto de dinero público.

Desde luego el coste económico y político de este rescate va a ser muy alto y si al final resulta ser insuficiente o no sale como se está vendiendo puede acabar con mucha de la influencia económica de los americanos.

¿Y qué es el won?

Como la verdad es que la anotación de ayer me salió un poco más larga de lo acostumbrado (aunque para intentar resumir todo no conseguí hacerlo más corto) hoy intentaré que se haga más llevadera la lectura para no terminar aburriendo al personal. Por ello, hablaremos de algo un poco exótico.

La pregunta de hoy suena un poco a chino, ¿no?.

Pues por muy poco no habeis acertado los que no lo conozcais.

El won es la moneda de curso legal en Corea del Sur. Aunque también lo es de Corea del Norte, por eso a veces se le añade el apellido de surcoreano para diferenciarlas pues no tienen mucho que ver. Aquí hablaremos sólo del surcoreano.

Corea del Sur es uno de los países más industrializados de Asia, probablemente el que más después de China y Japón (quizás la India esté también por delante). No teneis mas que consultar algunas de las empresas radicadas en Corea que servirán para comprender el nivel económico que existe allí. Son sus principales representantes: Samsung, LG, Hyundai, Daewoo, Kia, gran cantidad de bancos y varias compañías de telecomunicaciones.

En Corea existen algunas de las ofertas de conexión a Internet de mayor velocidad en el mundo y el porcentaje de gente conectada es mayor del 75% (más de 34 millones, en España sólo llegamos al 47%).

Debido al elevado número de empresas y de bancos su tejido financiero es muy potente y como tal la negociación en la Bolsa de Seul y el won son relevantes a nivel mundial y su actividad no pasa desapercibida para el resto de mercados aunque no son los que se llevan normalmente los titulares.

Para próximas ocasiones ya podeis olvidar un poco el yen y preguntar por lo que está pasando con la cotización del won frente al dólar.

El riesgo moral

En estos días he aprendido la expresión de moda que es la de riesgo moral o ‘moral hazard‘. No lo había oído nunca antes, pero ahora parece que es vox populi. Después de ir leyendo un poco de aquí y otro poco de allá, parece que lo que los americanos entienden por riesgo moral es lo mismo que aquí se entiende por estar a las duras pero NO a las maduras.

Si yo fuera americano no estaría para nada contento (aunque no me quedaría otro remedio) con las medidas que se van a tomar para intentar evitar una crisis aún mayor de la economía americana. Desde luego está claro que para que la cosa no vaya a peor hay que poner este dinero pero hay que hacerlo bien y preparar las cosas para que nada parecido vuelva a pasar. Y por último y no menos, habría que pedir responsabilidades.

El plan de salvamento que va a poner en marcha el gobierno USA consiste en 700.000 millones de dólares de dinero público para comprar todos o parte de los activos “malos” que existen en el mercado financiero y que generan esa gran crisis de confianza que amenaza con tirar abajo todo el sistema.

La base de la desconfianza:

  1. nadie sabe realmente lo que ahora mismo valen los activos dañados. Por tanto, nadie quiere arriesgarse provocando la parálisis. Una vez que el gobierno lo compre ya si se establecerá un valor y las negociaciones se reactivarán.
  2. el origen de todo está en la caída de valor de los inmuebles, que era lo que respaldaba todo el juego de estos bancos y de las aseguradoras.

Esto quiere decir que cada americano va a tener que poner aproximadamente 2.300 dólares (300 millones de americanos). Todos los contribuyentes van a tener que pagar los desaguisados que han generado un grupo de grandes bancos que durante los últimos años han estado ganando unas cifras de dinero enormes, sin importarles de que manera lo hacían ni los riesgos que asumían. Ahora cuando las cosas se han torcido el gobierno (finalmente los contribuyentes) son los que van a tener que solucionar la papeleta.

En España tenemos algo parecido con la crisis inmobiliaria pero de momento no se está hablando de cifras tan a las claras, aunque sí se está insinuando que se va a ayudar a las empresas del sector para que puedan remontar. Cuando años atrás estas empresas han estado generando beneficios record año tras año nadie se acordó de mi. Ahora lo que no quiero es que se acuerden para reflotar su negocio, sin nada a cambio. Si pongo dinero lo que querré será una contrapartida por ello, lógicamente.

Esto último es lo que están negociando en USA, al principio parecía que todo iba a ir muy rápido pero ahora ya lo están analizando para que la gente lo considere algo mejor:

  • si se pone el dinero, a cambio de ello hacerse propietario de una parte del negocio para que cuando esas empresas vuelvan a la rentabilidad, el gobierno reciba un beneficio por el dinero que puso. No me vale aquello de que el dinero que se ponga al final se recuperará, eso está por ver.
  • impulsar otras medidas económicas, que no sea sólo poner dinero a estas grandes corporaciones, además de eso establecer otras acciones que beneficien al ciudadano de a pie que también está con problemas para pagar su hipoteca, para conseguir trabajo.
  • controlar los sueldos de los directivos de las empresas que han generado este caos, muchos de ellos con claúsulas para cobrar indemnizaciones millonarias en caso de despido. Lo que no quieren es encima tener que pagarles, después de lo malos gestores que han sido.

Me parece bastante coherente que no se invierta todo ese dinero sin tener unas condiciones muy claras y concretas, porque además hay dudas de que incluso no sirva de mucho.

Visitantes pesados

If you’d lose a troublesome visitor, lend him money.

Que traducido vendría a ser algo así:

Si quieres perder de vista a un visitante pesado, pídele prestado dinero.

Benjamin Franklin

Sólo es un repaso

No puede ser más. Para esta semana un poco de todo, nada de monográficos como la semana pasada. Mejor variedad para que cada uno encuentre siempre algo que le llame la atención y se anime a echar un vistazo. Bueno, aquí van:

  • La mitad del ahorro sin remuneración, todavía me cuesta creerlo pero parece que está completamente demostrado con los datos que facilitan desde los bancos y cajas. Hay que animarse y por lo menos que no se lleve el dinero la inflación.
  • Tipo de referencia ICO, el tipo de interés que utilizan en el Instituto de Crédito Oficial (ICO) cuando te conceden algún crédito. Ojo que dependiendo del programa los tipos varian.
  • ¿Qué son los efectos comerciales?, principalmente instrumentos utilizados en las transacciones comerciales entre empresas para facilitar el flujo de dinero.