Depósitos a interés creciente

Últimamente son cada vez más numerosas las ofertas de las entidades bancarias basadas en depósitos a interés creciente. Se trata como cualquier otra imposición a plazo fijo de un instrumento de elevada seguridad para la inversión y que en el panorama actual de variación tan acusada de tipos –impulsada por la inflación y la crisis crediticia– puede ser una buena alternativa.

En cualquier caso como todos los depósitos tiene ventajas y desventajas, para el caso de interés creciente unas lo son más que otras.

Ventajas.

  • instrumento de inversión de bajo riesgo.
  • exento de comisiones, en común con cualquier depósito.
  • para el caso particular de depósitos de interés creciente, se inicia el depósito con un interés el cual se va incrementando paulatinamente con el paso del tiempo. De esta manera se intenta evitar la posibilidad de contratar un depósito a un tipo de interés fijo que con el paso del tiempo pierda competitividad por la evolución de los tipos.

Desventajas.

  • la más importante para mi es que el periodo de contratación de este tipo de depósitos suele ser bastante largo, varios años (de 2 años en adelante). A pesar de tener asegurado un incremento en el interés tampoco te asegura que en poco tiempo te quedes desfasado.
  • pérdida de otras posibilidades de inversión al mantener el dinero invertido durante un largo período de tiempo, más grave aún si no hay posibilidad de cancelación anticipada.
  • y ojo con la TAE que a veces lo que en un primer vistazo puede parecer bueno luego mirando los números en detalle no lo es tanto.

A la hora de contratar este tipo de depósitos es necesario tener muy claras sus condiciones que pueden hacer cambiar la rentabilidad del producto:

  1. plazo del depósito (para que se note será mayor de 2 años).
  2. período de liquidación de intereses (mensual, trimestral, semestral, anual, …).
  3. tipo de interés inicial y diferencial de incremento (por ejemplo: medio punto cada año), además del período de revisión del interés.
  4. posibilidad de cancelación anticipada, aunque está puesto en cuarto lugar es uno de los puntos más importantes para permitir un cambio de estrategia de inversión. Si hay posibilidad de cancelación anticipada hay que ver si conlleva alguna penalización.

Fiscalidad.

Se trata de una imposición a plazo y como tal se considera rendimiento del capital mobiliario y por tanto tributa al habitual 18% en el IRPF. También a tener en cuenta que los intereses generados periódicamente están sujetos a una retención del 18%.

Más información: Ejemplo | Y otro

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: