Repasemos temas anteriores

Buscando la recopilación de esta semana me he vuelto a encontrar con algún comentario que hice sobre las malas artes que siguen utilizando aún las entidades bancarias, aunque parezca mentira, todavía hay multitud de ejemplos de abusos. En fin, además de este también añado otro par de posts para que no se pierdan en la trasera del blog.

Escoger

En la vida hay que escoger entre ganar dinero o gastarlo. No hay tiempo suficiente para ambas cosas.

Edouard Bourdet

Percepción subjetiva

Percepcion subjetiva

Bajada en el sector de los electrodomésticos

Uno tras otro van cayendo los distintos sectores como un castillo de naipes. Una vez que la base principal del entramado (inmobiliaria) se ha desmoronado todos los sectores de la economía se ven afectados de una manera u otra, con más y con menos fuerza, pero al final ninguno va a salir indemne de esta “desaceleración”.

Hoy ha salido el sector de consumo particularizado en los electrodomésticos que han visto como sus ventas han bajado alrededor de un 15% frente al mismo semestre del pasado año. No sólo los datos estadísticos muestran la realidad sino que también un par de empresas del sector se han visto obligadas a declararse en suspensión de pagos.

Antes que este también vienen avisando el sector automovilístico con continúas bajadas en las ventas y hace pocos días que también el sector turístico informaba de que las previsiones no se estaban cumpliendo con cierta tendencia a la baja.

En mi caso desde luego que me he replanteado completamente el adquirir nuevos electrodomésticos a excepción de lo estrictamente necesario (a pesar de lo llamativo de la campaña de rebajas). Lo mismo es aplicable en cuanto al coche, mientras que no tenga averías de importancia, no me planteo a corto plazo el cambiarlo.

Quiebra

Aunque son múltiples las empresas del sector inmobiliario y constructor que están atravesando en los últimos meses una situación crítica en ningún caso todavía se ha llegado al escenario de quiebra. En la mayoría de los casos (Llanera, Grupo Lábaro, Cosmani, SEOP, Urazca, Temple, Drac, Promodico) se ha recurrido al concurso de acreedores de manera voluntaria con la suficiente antelación para evitar el mal mayor que sería la declaración de quiebra.

Según el diccionario se produce la quiebra en la siguiente condición:

Situación en la que una persona o empresa no puede, aunque liquide todos sus bienes, obtener efectivo suficiente para atender los pagos pendientes como consecuencia de que el pasivo es superior al activo. En el momento en que el juez decreta la quiebra, el quebrado pierde el derecho de administrar sus bienes.

Y dentro de las quiebras se pueden producir distintos tipos:

  • quiebra culpable, aquella en la que sin ser intencionada, se produce por una mala administración, despilfarro, etc., del quebrado.
  • quiebra fortuita, aquella debida a que sobrevienen infortunios casuales que reducen el capital hasta el punto de no poder satisfacer en todo o en parte las deudas.
  • quiebra forzosa, la que es solicitada por los acreedores.
  • quiebra fraudulenta, aquélla que ha sido provocada por el quebrado con fines delictivos.
  • quiebra voluntaria, en la que es el propio quebrado el que la solicita voluntariamente.

También parece importante las diferencias existentes entre la quiebra y la declaración de concurso de acreedores. Aunque ambos son procedimientos jurídicos regulados bajo la Ley Concursal 22/2003 de 9 de Julio, tienen muchos matices y es difícil concretar totalmente pero sí que hay algunos puntos que son claros:

  1. mientras el concurso de acreedores se solicita para intentar salir de una mala situación temporal (transitoria) en la quiebra no existe la posibilidad de salir de esta situación (definitiva) y se da por concluida la actividad con la liquidación de la empresa y el pago de las deudas.
  2. en la quiebra el quebrado queda inhabilitado para continuar con sus funciones en la empresa mientras que en el concurso de acreedores los gestores todavía tienen capacidad de maniobra y negociación.

Como característica importante de la quiebra está la creación de una “masa activa” que aglomera todos los activos de la empresa que responderán frente a la “masa pasiva” que está compuesta por todos los acreedores solidariamente.

Más información: La quiebra en Consumer.es

Base legal de avales en compra de vivienda nueva

Después del pequeño tema que le dedicamos ayer al funcionamiento de los avales bancarios, todavía he seguido mirando el asunto ahora ya desde la perspectiva más preocupante actualmente de la base legal y funcionamiento que tienen los avales cuando se utilizan para asegurar el dinero anticipado en la compra de vivienda nueva a un promotor.

La ley que refrenda la obligación del promotor de constituir un seguro o aval para proteger estas cantidades entregadas es la Ley de Ordenación de la Edificación (LOE) 38/1999 de 5 de noviembre y el punto que lo regula es la disposición adicional primera, de la que añado aquí el extracto correspondiente:

Disposición adicional primera. Percepción de cantidades a cuenta del precio durante la construcción.

La percepción de cantidades anticipadas en la edificación por los promotores o gestores se cubrirá mediante un seguro que indemnice el incumplimiento del contrato en forma análoga a lo dispuesto en la Ley 57/1968, de 27 de julio, sobre percepción de cantidades anticipadas en la construcción y venta de viviendas. Dicha Ley, y sus disposiciones complementarias, se aplicarán en el caso de viviendas con las siguientes modificaciones:

a) La expresada normativa será de aplicación a la promoción de toda clase de viviendas, incluso a las que se realicen en régimen de comunidad de propietarios o sociedad cooperativa.

b) La garantía que se establece en la citada Ley 57/1968 se extenderá a las cantidades entregadas en efectivo o mediante cualquier efecto cambiario, cuyo pago se domiciliará en la cuenta especial prevista en la referida Ley.

c) La devolución garantizada comprenderá las cantidades entregadas más los intereses legales del dinero, vigentes hasta el momento en que se haga efectiva la devolución.

d) Las multas por incumplimiento a que se refiere el párrafo primero del artículo 6 de la citada Ley, se impondrán por las Comunidades Autónomas, en cuantía, por cada infracción, de hasta el 25 por 100 de las cantidades cuya devolución deba ser asegurada o por lo dispuesto en la normativa propia de las Comunidades Autónomas.

Lo que estoy leyendo también es que si no hay dinero la cosa se complica mucho y a pesar de todas las leyes habidas al final los que tienen todas las de perder son los de siempre. Pero si el aval fue hecho a través de una cuenta bancaria especial como menciona la ley, el banco mucho que le pese tendrá que responder y abonar el dinero anticipado a cada cliente y luego ya se tendrá que buscar la vida para saldar la deuda con el promotor. Esto último al banco le duele mucho pues están viendo que no van a poder recuperar todo lo prestado y además tendrán que devolver las cantidades avaladas con baja probabilidad de cobrarlas del promotor.

Aval bancario

En vista de lo feo que se está poniendo el panorama para los clientes de Martinsa-Fadesa me he estado leyendo un poco sobre el funcionamiento de los avales. Parece que algunos de los contratos que se han hecho para la adquisición de viviendas con esta empresa no cumplen adecuadamente con el respaldo de un aval que responda por las cantidades aportadas por el comprador. Y esto no es la primera vez que ha pasado aunque parece que la ley está del lado del comprador si el aval está correctamente realizado.

Echando mano del siempre clarificador diccionario encuentro que por aval se entiende:

Garantía mercántil de características muy peculiares, puesto que refuerza otras obligaciones ya creadas, por la cual el avalista responde de la persona por quien salió garante, caso de que ésta no pudiera cumplir con su obligación. El aval puede establecerse en términos generales, es decir, sin restricción alguna, o limitado a tiempo, caso, cantidad o persona determinada, en cuyo último supuesto no produce más responsabilidad que la que nace de los términos en que está redactado. El aval más usual es el que se estampa sobre la propia letra de cambio, aunque también se utiliza mucho en pólizas de crédito. Tratándose de letras de cambio, el aval queda limitado a la vida de la letra en que se extiende, pues al prescribir ésta terminan todas las acciones que puedan derivarse de la misma.

Los elementos involucrados en la formación de un aval son:

  • el titular, es la persona que se obliga a cumplir el compromiso establecido frente al beneficiario.
  • el beneficiario, es la persona que ejecutará el aval en caso de que no se cumpla el compromiso adquirido por el titular.
  • el avalista (otorgante), ésta es la persona o entidad que se hace garante del aval y responde del cumplimiento del mismo en caso de que el titular no cumpla el compromiso.

De los tipos de aval mencionados en la definición los que más se utilizan son:

  1. indefinidos, su duración no está definida y corre a la par de la actividad sobre la que recaen.
  2. definidos, tienen una duración establecida de antemano.
  3. de garantía personal, en caso de que el otorgante tenga que responder del aval podrá desquitarse contra el patrimonio del titular.
  4. de garantía pignoraticia, al contratar el aval el titular deja en depósito el capital suficiente para responder del aval. Aquí el riesgo del avalista es cero.

Además las entidades (muchas veces bancarias) que ejercen como avalistas obligan al titular a contratar una póliza como garantía del aval. Como siempre los riesgos que quiere correr la entidad bancaria son mínimos.

Más información:

Consultas sobre el aval en la compra de vivienda | Ejemplo muy bueno