Bonos convertibles

Como decíamos hace algún tiempo la cantidad y variedad de instrumentos financieros relacionados con el concepto de bono es prácticamente inacabable. Entonces hablábamos de los bonos del estado, y de los bonos cupón cero, también del concepto ex-cupón y cupón corrido. Para hoy hemos escogido otro tipo de bono: el bono convertible.

Según la definición del diccionario:

Modalidad consistente en la emisión de unos bonos de renta fija a los cuales se les atribuye la posibilidad de su conversión en acciones de acuerdo con los términos y los plazos estipulados. Por lo general, los bonos salen a un tipo de interés fijo, estableciéndose a priori el plazo o plazos para la conversión, que es facultativa para el tenedor. Usualmente se fija una prima de bonificación para el titular si decidiera no hacer uso de la opción de convertibilidad, mientras que si la utiliza se hace la conversión en base a dos fórmulas: cotización media trimestral en una Bolsa determinada de la que se deduce un número de enteros preestablecido, o cotización en el momento de la conversión (a fecha fija) también previa deducción de un número fijo de enteros.

Me parece que es una definición muy completa pero que luego la emisión de cada producto hace variar sustancialmente según sus características. En este ejemplo lanzado hace poco tiempo el intererés no es fijo sino que tiene distintas bandas y se referencia al Euribor, además la convertibilidad es obligatoria al final del plazo (con sobreprecio) lo cual añade mayor riesgo a la inversión en caso de que las acciones de la empresa hubiesen bajado respecto al precio de conversión pactado inicialmente.

Matizaría que suelen ser activos emitidos por empresas privadas de reconocido prestigio en busca de financiación y normalmente con una calificación de riesgo bajo. Y que al incluir la posibilidad de conversión el cupón recibido será menor que de no existir la conversión.

En cuanto a fiscalidad se consideran como rendimiento de capital mobiliario y por tanto tributan al 18%.

Si se conoce bien la marcha en la bolsa de la empresa que ofrece los bonos y es una de confianza puede ser un instrumento de inversión muy adecuado para el pequeño inversor en momentos de incertidumbre. Si no se cumple lo anterior lo mejor será dejarlo pasar y optar por opciones más sencillas. En ocasiones no se puede acceder directamente a estos bonos y es necesario hacerlo a través de algún fondo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: