Cédulas hipotecarias

Para continuar con la temática de inversión hipotecaria hablaremos de las cédulas hipotecarias. El otro día resumía un poco el funcionamiento de la titulización de créditos hipotecarios (títulos emitidos por una entidad bancaria representando un grupo seleccionado de préstamos hipotecarios), pues bien las cédulas están muy relacionadas con ellos.

Por cédula hipotecaria se entiende todo título de renta fija privada que emite una entidad bancaria y que está respaldada por el global de los préstamos hipotecarios de la misma. Nótese la diferencia importante con la titulización que sólo se refiere a un grupo seleccionado mientras que las cédulas están respaldadas por el total (todos) de los préstamos hipotecarios. Dependiendo de las carácteristicas de cada emisión lo habitual es que tengan amortización al vencimiento pero que sean negociables a través del mercado secundario de renta fija. En otras ocasiones no se negocian en el mercado secundario y la contrapartida la ofrecen las propias entidades emisoras. Las características más importantes de la emisión de cédulas son:

  • el cupón o interés, rentabilidad que se recibirá a cambio de la inversión.
  • la periodicidad del cupón, trimestral, semestral, …
  • el plazo de vencimiento, normalmente medio plazo (3 a 5 años).
  • la calificación (rating) asignado por las agencias de calificación, dará idea de la calidad de la inversión.
  • la fiscalidad, se consideran rendimientos del capital mobiliario y por tanto presentan una retención del 18%.

En los últimos tiempos se han presentado multitud de emisiones de cédulas por valores de miles de millones de euros. Prácticamente todos los bancos y cajas se han apuntado a probar suerte con este sistema de financiación durante mucho tiempo reservado para inversores institucionales pero que ahora ante la necesidad de liquidez y la falta de interés de los inversores especializados se han dirigido al cliente de sucursal. De nuevo me parece se trata de un mal negocio pues a pesar de prometer cupones ventajosos a medio plazo (3 a 5 años) es un área de inversión profundamente afectada por la desconfianza y por los riesgos de crisis económica provocados precisamente por las hipotecas subprime, muy relacionadas con este tipo de producto. Es cierto que los tenedores de este tipo de títulos son privilegiados a la hora de cobrar pero si las cosas van mal tendrán muchos problemas en recuperar la inversión.

Más información: CNMV (Cédulas) | Ejemplo (pdf)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: