Imposiciones a plazo fijo (IPF)

Se están convirtiendo en el producto estrella de este año 2008. Debido a los problemas de liquidez de los bancos y cajas todos han emprendido una carrera por ofrecer diferentes versiones de este tipo de producto con el que captar fondos. Al tratarse de un producto de bajo riesgo tiene también un fuerte tirón entre los clientes en esta época de inestabilidad económica.

La imposición a plazo fijo o depósito es un producto muy similar a las cuentas de ahorro pues promete unos intereses a cambio del dinero inyectado al banco pero va un poco más allá pues impone una pérdida de liquidez durante el período de contratación del depósito (el dinero no se puede tocar). Una vez transcurre el período del depósito (puede variar desde días, meses, hasta varios años) el dinero se recupera en la cuenta, pero durante el plazo de imposición no se puede retirar a no ser que se esté dispuesto a asumir la penalización correspondiente (muy habitualmente la pérdida de toda o una parte de la rentabilidad prometida). Durante el plazo del depósito se recibirán los intereses correspondientes acordados de antemano, la liquidación de los intereses también puede variar según el depósito pudiendo percibirse por períodos transcurridos (por ejemplo mensualmente si el plazo es superior) o al finalizar la imposición. Fiscalmente están afectados por la misma retención del 18% que las cuentas de ahorro.

Y es que si ahora mismo miras un poco las diferentes ofertas existentes comprobarás que hay multitud de modalidades de depósitos. Aquí si que es muy necesario lo de “busque, compare y si encuentra algo mejor ….”. A grandes rasgos podríamos clasificar los siguientes tipos:

  • depósitos a interés fijo, ofrecen un interés fijo (normalmente mejor que las cuentas de ahorro) durante un plazo que varía aunque lo más normal es: mensual, a 6 meses, a 12 meses, a 2 años.
  • depósitos a interés creciente, comienzan con un interés que se mantiene durante una parte del plazo y conforme transcurre el tiempo el interés se va incrementando. Suelen ser de varios años.
  • depósitos estructurados, normalmente están compuesto de una rentabilidad con un interés fijo y luego un diferencial variable que puede incrementar esta rentabilidad fija en función de la evolución de otro determinado producto (cesta de acciones, índice bursátil, campeón de Liga, etc).
  • depósitos garantizados, inicialmente no se sabe la rentabilidad final pues ésta puede ser: una rentabilidad reducida u otra superior en función de que se cumpla una determinada condición (por ejemplo: que el valor de una acción suba más de un 20%).

Las 2 desventajas principales de los depósitos residen en la congelación durante un período más o menos largo de una elevada suma de dinero. Durante este período pueden ocurrir cosas:

  1. la evolución de la inflación, ahora mismo ya es difícil encontrar un depósito que ofrezca una rentabilidad superior a la inflación. Si además la inflación continúa elevándose, la pérdida de valor del dinero se hará aún mayor.
  2. la evolución de los tipos de interés, si los tipos de interés suben se puede estar perdiendo la oportunidad de invertir con rentabilidades superiores al estar pillado con el depósito. Por ello cada vez son más populares los depósitos de interés creciente que protegen algo contra este problema.

Más información: Información actualizada sobre depósitos

4 comentarios

  1. […] de incertidumbre y necesidad de liquidez por parte de las entidades bancarias– es el depósito (en sus distintas variedades: tradicional, estructurado, garantizado) junto con las cuentas de […]

  2. […] de las entidades bancarias basadas en depósitos a interés creciente. Se trata como cualquier otra imposición a plazo fijo de un instrumento de elevada seguridad para la inversión y que en el panorama actual de variación […]

  3. Hola queria hacer una pregunta; perdon por la ignorancia pero depues de abierta una cuenta aplazo fijo puedo colocar mas plata en ella, es decir aumentar el monto? o tengo que esperar el tiempo determinado para poder colocar mas plata en ella? gracias perdon por las molestias

  4. Hola Rafael,

    lo normal si abres una imposición a plazo fijo es que no puedas ampliarla hasta que finalice el plazo. Pero eso no
    debería ser problema para que si tienes más dinero puedas abrir una nueva imposición con el nuevo dinero. Con lo cual tendrías 2 imposiciones a plazo cada una con una cantidad y con las mismas condiciones.

    Si lo que tienes es una cuenta ahorro, entonces no debería haber problema en aumentar el dinero.

    De todas formas en estos casos lo mejor es hablar con el banco para que nos aclare las dudas.

    Saludos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: