Acreedores y además supersticiosos

Creditors are a superstitious sect, great observers of set days and times.

Benjamin Franklin

Que traducido vendría a ser algo así:

Los acreedores son una secta supersticiosa, grandes observadores de plazos y días.

Anuncios

Inflación alarmante

Visto hoy en El Pais.

Inflacion en 4,7%

¿Y qué hacer con esos 200 euros?

Acabo de leer el artículo del blog de Vicente Lozano en Expansión sobre qué hacer con los 200 euros que no te van a quitar en la nómina de Junio y me ha parecido bastante razonable. No obstante el título de “para fomentar el consumo” me chirría pero luego las ideas que plantea en la primera lista no son para nada consumistas, después añade algunas más que si me parecen algo más superfluas (coche nuevo, tele de plasma).

En resumen la idea sería emplear los 200 euros a la tarea de tapar agujeros (muy pequeños en este caso, pero agujeros al fin y al cabo) que es tan bien acogida cuando recibes un dinero que no esperabas (se me viene a la imaginación un premio de la lotería o una quiniela).

Aquí van las que se me han ocurrido a mi:

  • añadir estos 200 euros al plan de pensiones.
  • abrir con estos 200 euros una cuenta de alta remuneración, de las que están tan de moda en este periodo.
  • amortizar capital de la hipoteca (plazo).
  • no obsesionarme con estos 200 euros, olvidarme de ello y continuar como si no supiese nada de esto.
  • jugármelos en una web de apuestas a que España esta vez si que pasa de cuartos.

La última es broma.

O no tan broma.

Si teneis más ideas estaría bien ver otros puntos de vista.

Más información: Preguntas y respuestas sobre los 400 euros

Titulización de créditos hipotecarios

Últimamente, no se si porque cada vez me fijo más en estos detalles vengo viendo que se ofrecen cantidad de productos financieros basados en titulizaciones de activos. El caso que se ve ahora más habitualmente es el de titulación titulización de créditos hipotecarios. Entorno a esto se ha generado el agujero de las hipotecas subprime.

Parece que esto no ha sido suficiente y los bancos siguen emitiendo este tipo de productos como forma alternativa de financiación al encontrarse el mercado interbancario en un momento delicado. Parece que los inversores no han aprendido la lección. Suele pasar, se le cambia un poco el nombre al asunto y ya nadie se acuerda de subprime, sólo se le recuerda que es un bono de renta fija con calificación AAA y el ahorrador traga.

La titulación como su propio nombre indica transforma una selección de la cartera de créditos hipotecarios de la entidad bancaria en títulos (generalmente bonos u obligaciones) y los coloca en el mercado de renta fija privada. Esta titulización se articula a través de un mecanismo un poco extraño creando un fondo de titulización con unas características especiales contra el que se emiten los bonos respaldados por los créditos (puede ser el tuyo o el mio).

Al tratarse de productos de renta fija se asume que su riesgo es bajo pero eso no es completamente cierto. Para asegurar el riesgo estas titulaciones deben incluir la calificación correspondiente de las agencias de rating, pero eso ya hemos visto que tampoco nos debe cegar pues todos los fondos de títulos basados en créditos subprime habían obtenido altas calificaciones.

Para los bancos es un negocio redondo pues:

  • recupera el dinero que ha prestado en forma de créditos hipotecarios de manera prácticamente instantánea sin tener que esperar los x años de la hipoteca y además sin el riesgo de impago que podría conllevar.
  • además traspasa el riesgo de impago de la hipoteca al tenedor de los bonos, si los créditos fallan los poseedores de bonos se quedan con dos palmos de narices.
  • todo ello sólo a cambio de perder una parte de la rentabilidad de los créditos, que se transforma en los cupones ofrecidos como contraprestación de los bonos u obligaciones.

En principio se trata de productos, como se puede ver, de una complejidad importante y por ello están normalmente destinados a inversores especializados, no debiendo llegar al inversor particular. Probablemente no llegarán de manera directa, pero (siempre hay un pero) lo que ocurrirá será que algún fondo importante invertirá en estos bonos titulizados y luego el ahorrador de a pie invertirá en este fondo sin tener una idea muy clara del riesgo que el fondo asume por su participación en estas titulizaciones recayendo el riesgo finalmente sobre él de manera indirecta.

Así que a partir de ahora abriré muy bien los ojos para cualquier cosa que me suene a titulización de créditos hipotecarios y diré que con ese cuento a otro.

Más información: Ley sobre Fondos de Titulación Hipotecaria (CNMV) | Ejemplo (pdf)

Fiscalmente envidiosos

Cada día me interesan más y más los temas fiscales. Nunca me había sentido cómodo con los detalles de la fiscalidad de los distintos productos financieros, pero últimamente estoy comprendiendo el impacto tan fuerte que tienen sobre los rendimientos de inversión y lo importante que es conocerlos y valorarlos de antemano.

En esta línea estoy leyendo un par de libros, casi simultáneamente, sobre este tema y en breve espero poder ir añadiendo por aquí algún comentario.

Mientras me dedico a leer un poco, de vez en cuando te encuentras con cosas graciosas a la vez que curiosas. Resulta que hay una empresa que se dedica a hacer encuestas relacionadas con temas económicos, políticos, … Esta vez la encuesta digamos que era sobre “el estado de la riqueza” (The Harris Poll) (eng). La encuesta se llevó a cabo a través de Internet entre el 30 de Mayo y el 14 de Abril de 2008 en USA, Japón, China y varios países de la UE (Francia, UK, Alemania, Italia y también España).

Los puntos sobre los que versa la encuesta son:

  • opinión sobre la diferencia actual entre ricos y pobres.
  • opinión sobre la evolución futura de esa diferencia.
  • opinión sobre los impuestos que recaen sobre los ricos.
  • opinión sobre los impuestos que recaen sobre los pobres.
  • opinión sobre la evolución futura del precio de la vivienda.
  • opinión sobre la responsabilidad del gobierno en la estabilidad del precio de la vivienda.

De los datos recogidos, aunque algunas de las preguntas proporcionará datos sesgados (el porcentaje de población rica que responderá es menor que el de no-ricos), lo que más destaca es que la mayoría piensa que hay que subir los impuestos a los ricos. Y en los porcentajes de apoyo a esta propuesta resulta que España (65%) aparece en el número 2, vamos que después de Japón (77%) somos los que más queremos que los ricos sean una parte muy importante de Hacienda. Lo de Japón también me ha sorprendido.

La idea es muy subjetiva pues no se concreta en la pregunta qué se considera por rico, ni cuánto se considera adecuado como incremento de los impuestos (un porcentaje mayor, una cantidad fija, etc), pero si que deja clara una tendencia.

Esto se entremezcla con la pregunta sobre que opinas de la diferencia entre ricos y pobres y sale lo que califican aquí (eng) como el ranking de los “envidiosos” (que mala es la envidia).

Seguro que los resultados de la encuesta se han visto afectados por el escándalo de las cuentas en Liechtenstein, ¿habrá influido realmente?. En Alemania seguro que sí porque están al parecer, socialmente, bastante descontentos de que las grandes fortunas se salten a la torera el pago de los impuestos. No creo que sea un escenario particular de Alemania, también en Francia se palpa el mismo ambiente. Sobre España todavía no hay datos concretos pero si hacemos caso a esta encuesta el sentimiento también parece estar en esa dirección. Este tema me parece muy interesante y espero poder desarrollar algo más en adelante.

Para terminar, sobre las preguntas relacionadas con la vivienda que también nos afectan muy directamente, en España se piensa que las viviendas bajarán en los próximos años (eso ya está claro) y además que el Gobierno es responsable (o al menos debería serlo) de la estabilidad de precios de la vivienda.

Ojo con la deducción por vivienda habitual

Acabo de ver que si no estás pendiente con la deducción de vivienda habitual en la declaración de la renta puede que pierdas la compensación a la que hay derecho si compraste la vivienda antes del 20 de Enero de 2006. Esta compensación se recibe debido a que se han reducido los porcentajes de deducción en la Ley para el IRPF del 2007 (antes eran del 25 o 20% y ahora son del 15%).

He estado leyendo un par de guías que me enviaron los bancos y en todas se hace referencia a esta compensación pero la verdad es que no la había tenido en cuenta. Y es para no perderla pues puede ir desde 200 y pico euros hasta 450 de deducción.

En algunos borradores emitidos por la Agencia Tributaria no se contempla dicha compensación y es necesario corregirlo. También si realizas la declaración a través del programa PADRE tienes que estar atento y marcar la casilla 737 o de lo contrario tampoco se te tendrá en cuenta la compensación. En mi caso acabo de revisar la declaración (que ya tenía presentada hace tiempo) y aunque no he sido consciente sí que tenía la casilla correctamente rellenada, pero también podría haber estado sin rellenar.

Repaso semanal

Aquí está el resumen de cada semana sobre artículos de semanas anteriores que merece la pena refrescar de vez en cuando. Para hoy alguna herramienta que puede ser de ayuda:

  • Comparador de hipotecas según el interés, aunque en este momento no es que las cosas estén fáciles para las hipotecas nunca está mal comparar las diferentes opciones.
  • Diccionario económico para época de crisis, también aquí intento resumir el significado de conceptos que aparecen continuamente en la prensa económica pero este diccionario es una herramienta rápida y resumidad de muchos que aquí no han aparecido todavía.
  • Diferentes tipos de Euribor, ahora que el Euribor se va por las nubes por encima del 5% no está demás repasar los posibles Euribor que nos encontramos día a día.