Invertir en Bonos u Obligaciones del Estado

Días atras hablabamos de la forma de invertir en renta fija a través de las Letras del Tesoro. Las Letras del Tesoro son valores de Deuda Pública a corto plazo. Son valores muy seguros y su funcionamiento es muy fácil de entender.

Existe otra forma de invertir en Deuda Pública para medio y largo plazo. Los Bonos y Obligaciones del Estado son el instrumento. Al igual que con las Letras también estamos hablando de inversión en renta fija y su funcionamiento es algo más complejo de entender. Se trata también de valores muy seguros y de una elevada liquidez pues diariamente se negocian muchos millones de euros a través de ellos.

Períodos.

Bonos: 3 y 5 años

Obligaciones: 10 y 30 años.

Calendario.

Tienen una periodicidad más variable que las Letras del Tesoro aunque suele haber al menos una suscripción bien de un tipo u otro cada mes. Para el 2008 será así.

Los períodos de los que estamos hablando para las Obligaciones ya son de duración más prolongada y pueden ser como un plan de pensiones.

Funcionamiento.

Como las Letras del Tesoro cada vez que se emiten Bonos y Obligaciones se abre un período de suscripción en la que todos los participantes introducen sus órdenes del mismo modo que con las Letras, bien peticiones competitivas o no competitivas. Una vez cerrado dicho período se produce una subasta.

En los Bonos y Obligaciones las peticiones competitivas en vez de imponer como condición el interés deseado imponen el precio al que se está dispuesto a adquirir los Bonos u Obligaciones.

La rentabilidad se consigue de dos formas:

  • Cada emisión de Bonos y Obligaciones tiene definido un valor nominal (actualmente 1000 euros) que será el valor que se reciba al amortizar la inversión al vencimiento.  La gracia de los Bonos y las Obligaciones está en que normalmente el precio de adquisión no corresponde con el valor nominal y dependiendo de las condiciones del mercado será mayor o menor que el valor nominal. Si es menor, mejor porque al amortizar recibiremos el valor nominal. Si es mayor peor porque al amortizar sólo recibiremos el valor nominal que es inferior. Eso si una cosa es segura: al vencimiento se recibirá exactamente el valor nominal de la inversión (1000 euros).
  • Y un cupón que es un pago que se recibe anualmente, este cupón tiene un valor fijo.

Con lo cual, si se mantiene la inversión hasta el final se sabe perfectamente de antemano cual va a ser el rendimiento de la misma que corresponde a:

  1. pago del cupón cada año cuyo valor es fijo y se conoce y
  2. amortización al vencimiento del valor nominal del Bono u Obligación además del cupón correspondiente.

Pero si se es un inversor algo más activo se pueden aprovechar oportunidades interesantes de conseguir una rentabilidad aun mayor en función de la tendencia de los tipos de interés del dinero. En estos casos se puede vender los Bonos u Obligaciones en el mercado secundario antes del vencimiento en función de la cotización que tengan. ¿Y cuándo es interesante hacer esto?

Pues hay varios escenarios:

– si los tipos de interes son más altos, la rentabilidad puede llegar a ser negativa, precio de venta menor que el de adquisión dependiendo de la variación de tipos que se haya producido, en tal caso será preferible mantener la inversión.

– si los tipos de interes son más bajos, la rentabilidad en este caso será mejor que si se mantiene la inversión a vencimiento, por tanto en estos casos puede ser interesante realizar la venta para conseguir una mayor rentabilidad.

Por tanto con los Bonos y Obligaciones al tener un plazo de inversión más alargado en el tiempo se puede negociar muy activamente aunque si los tipos suben nuestra inversión a pesar de ser segura y conseguir una rentabilidad conocida de antemano perderá rentabilidad frente a otros productos.
Fiscalidad.

Se divide en 2 partes:

– Para el cupón, se considera un rendimiento de capital mobiliario y está sujeta al 18 % de tributación (a diferencia de las Letras no está exento de retención fiscal)

– Para la amortización, la diferencia entre el precio de adquisición y el de amortización es también un rendimiento de capital mobiliario y está sujeta al 18% (si es negativa se puede compensar). El último año ha desaparecido una norma que permitía la reducción del 40% de los rendimientos si el plazo de los mismos era superior a 2 años.

Comisiones: las mismas que las Letras.

Operativa.

También como con las Letras a través de intermediarios o con cuenta directa en el Banco de España. Al ser instrumentos de medio y largo plazo y existir inversores que quieren utilizarlos  de manera más dinámica se han creado otros productos más especializados basados en los Bonos y las Obligaciones. Quizás hayais oido hablar de ellos, son los repos y las strips. Pero eso es otra historia.

Mas información:
Guía de Inversión en Abanfin
Información en la CNMV
Simulador

2 comentarios

  1. […] ocasiones los términos que dan título al artículo: cupón, ex-cupón y cupón corrido. En el artículo sobre bonos y obligaciones no aclaré demasiado el significado de cupón pues parece bastante sencillo y creo que quedó […]

  2. […] relacionados con el concepto de bono es prácticamente inacabable. Entonces hablábamos de los bonos del estado, y de los bonos cupón cero, también del concepto ex-cupón y cupón corrido. Para hoy hemos […]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: