Cuentas en divisas o multidivisas

Forma de inversión para diversificar el patrimonio, aunque tiene bastante riesgo por la oscilación de las monedas. Se puede encontrar prácticamente en cualquier banco o caja. Por ejemplo, aquí.

De 2 tipos: a la vista (como una cuenta corriente), a plazo (como una cuenta de ahorro en la divisa).

Normalmente está disponible en las divisas más utilizadas: dólares, libras, yen, franco suizo, etc.

Suele ser un instrumento del día a día de empresas con negocios internacionales. Pero también es un instrumento de inversión para el particular. Su uso puede ser habitual para la compra/venta de acciones en bolsas extranjeras consiguiendo independencia de las fluctuaciones del cambio. Al tener una cuenta en divisas no tienes que estar haciendo continuamente la conversión de una divisa extranjera a la propia, esa conversión la haces cuando lo creas conveniente. Es decir, si realizas muchas operaciones en dólares y en un momento dado está barato pues haces una buena inversión en la cuenta en divisas, con estas divisas realizas las operaciones de compra/venta que sean necesarias y cuando la divisa suba pues las conviertes a la moneda propia.

A la hora de elegir una cuenta en un banco u otro hay que tener en cuenta:

  1. Rapidez en la operativa, que des la orden de cambio de divisa hoy y no tengas que esperar varios días a que te la ejecuten pues los cambios oscilan rápido y el cambio que hoy era interesante mañana puede no serlo.
  2. Claridad en el valor del cambio al que te van a realizar la operación de conversión de la divisa a moneda propia y viceversa.

En estas cuentas los intereses son los que corresponde a la divisa. Por ejemplo, para el Euro estará en el orden del 3-4% si es una cuenta online, en cambio para una cuenta en otra divisa el interés será el de referencia en dicha divisa. En las cuentas de divisa a plazo se utilizará como referencia el LIBOR del que hablábamos el otro día

Es una forma de inversión sencilla en la operativa si llegas a la conclusión (difícil, pues para eso hay que saber bastante del tema) de que una determinada divisa ahora está barata al cambio con la moneda propia y piensas que dentro de un tiempo va a subir de precio. Pues compras divisa cuando está barata y la vendes cuando está cara. Puedes conseguir una rentabilidad doble, por un lado el interés que ya de por si genera la cuenta y por otro la revalorización de la divisa.

La fiscalidad de las cuentas en divisas es la misma que la cuenta corriente normal, se considera rendimientos capital mobiliario tributando al 18% además de estar sujeta al 18% de retención.

Hay que tener muy claro que la inversion en divisa es arriesgada pues la evolución de la cotización de una moneda se ve afectada por multitud de factores la gran mayoría macroeconómicos y que escapan al control del común de los mortales.

Anuncios

Una respuesta

  1. […] Cuentas en divisas o multidivisas, ahora que parece que la relación de cambio entre el euro y el dolar ha dado un giro, si ya tienes una cuenta en divisas no viene mal revisar la inversión y si no es el caso será mejor esperar a que se confirme la tendencia antes de invertir. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: